jueves, 31 de julio de 2008

Se lo perdió.


Me llamó por teléfono una tarde.
"¿Me acompañas al hospital? va a nacer el bebé y mi marido no se anima."
El corazón me latía fuerte. ¡Qué emoción!
Acomodé las cosas en casa y me fui ansiosa para allá.
El mismo lugar donde hacía pocos meses habíamos recibido a Ezequiel.
Se movían muchas cosas dentro mío.

Cuando abrí la puerta de preparto, la vi llorando de dolor. Su marido escasamente podía moverse. Estaba durito al lado de la cama, haciendo un movimiento como de palmaditas sobre su espalda.

Apenas me vio entrar, este papá asustado se acercó y me dijo: "que suerte que llegaste, yo estoy afuera". Me quedé dura. No podía creer. Yo recién me iniciaba en este mundo del preparto, la crianza, mi propia maternidad. Una sabe que hay papás que no se animan, que no quieren, que no pueden, pero fue la primera muestra viviente que encontré.

Entonces pensé que para mi no había sido una opción cuestionarme si mi marido iba a estar o no. Era "obvio" que entraba, porque él tampoco se lo cuestionaba, ¿como se iba a perder ese momento?. Y estuvo desde el principio al final. Y recorriendo el pasillo desde la habitación hasta la neo cuando Eze quedó un ratito en observación. Y le cambió sus primeros pañales porque yo no me animaba, y lo bañaba con total soltura y seguridad, y...tantas cosas.

Cuando volví de esa asociación rápida de pensamientos, acompañé a Sandra en su trabajo de parto. Respiramos juntas, buscamos posiciones cómodas. Se calmó. Y un segundo antes de entrar a sala de partos apareció su marido, entonces la enfermera quiso darle una bata: "no, son cosas de mujeres", la frenó.
Volví a pensar en segundos "¡¡no puedo creer que se lo vaya a perder!!" Con lo lindo que había sido para Kike (mi marido).


Sandra tuvo un parto natural. Un bebé hermoso.

Y una vez que todo terminó él se acercó para alzarlo.
Yo me fui a casa. Entendí que cada uno hace lo que puede y como puede.

Pero cuando los vi a Kike y a Eze juntos, volví a sentir que aquel papá "se lo perdió".

11 comentarios:

Yolanda dijo...

Tienes razón, son momentos irrepetibles, que pena que se lo perdió.
Quizá le dio miedo sentir vulnerabilidad ante los sentimientos...verse a si mismo más tierno de lo que se permite.
Lo siento por Sandra...estoy segura que a ella tambien le hubiera gustado.
Mis partos fuerón los dos con forceps y él no pudo entrar,aunque lo intentó...y yo sin embargo, estuve en el parto de mi sobrina,pues el padre estaba de viaje...y creo que es algo especial,una parte importante del vinculo que va creandose en el hogar..se va formando "la familia" y todos formamos parte,tanto el padre como la madre...Besos

Kinshasa dijo...

Que bonito Vero,me encanta como describes las cosas que bonito escribes,me tienes enganchada leyendote!

Un besote grande desde España
Teresa

Polin dijo...

yo que mato a mi pareja si no está ahí conmigo.. o sea 9 meses de embarazo, y un parto que siempre es doloros y el otro se manda a cambiar!!! ni loca me apoya y se banca todo el proceso.

Xochitl.. dijo...

Y bueno hay hombres así, definitivamente se lo perdió pero lo importante es que ahora esta con su hijo y de lo que no se pierde es de su crecimiento.. o me equivoco???

Laia dijo...

No me lo puedo creer, no me cabe en la cabeza que alguien se pierda el momento mas bonito de su vida. Yo he visto el video del parto de Aitana miles de veces!!! y hubiese matado a su padre si se hubiese escaqueado. En fin tienes toda la razón, se lo perdió y es una gran pena. Besos

Verónica dijo...

Tere: Volviste,
Que suerte. Te extrañaba.
Paso a leerte cuando me vuelva a escapar del consultorio.

Gracias a todaaaaaasssss

Viole dijo...

él se la perdío pero vos...vos estuviste ahí, bien Doula, bien mujer, bien espectadora de tal rito sagrado!!!!


suerte con la mudanza!

Mai dijo...

Qué hermoso tu presencia! Doula también? Qué maravilla! A mí me encantaría hacerlo por alguien. En algún momento sé que lo voy a hacer. Cuando recibís tanto amor de quienes te asisten y sanás tantas cosas, necesitás hacerlo por alguien también.
Sobre el papá... Bueno, cada uno tiene su propia historia a cuestas. Lo que se dice y hace entorno al parto, el nacimiento y la crianza en cada familia nos condiciona muchas veces, no?
Un beso!

Verónica dijo...

Yolanda: Preguntas por este padre, te digo que supe que en el resto de la crianza ha participado bastante. Son momentos que quiz{as despu{es puedan superar.
CVreo que hay mucho de miedos transmitidos desde la educación, como dice Mai,cada uno con su historia a cuestas.
Polin, que enojo te daría si {el no entra no?

Hola querida Viole: Este fue el primer parto que acompañé, hubo otros de diferentes tipos, con y sin padres presentes,ya les contaré mas. Pero el primero tiene algo especial.
Y si,es sentirse presenciando algo muy sagrado y agradezco a todas las mamás que compartieron ese momento conmigo. Un regalo para mí.

Laia, que lindo repetir y repetir ese momento no? imaginate cuando ella Aitana vea su nacimiento!!!

Vero dijo...

Qué lindo!! me vine acá desde tu último post, y leer esto me conmovió. Yo también creo que se lo perdió...

Françoise dijo...

El nacimiento de un hijo... que puede haber mas hermoso que eso.
Mi marido estuvo tan involucrado que hasta cuando estaba embarazada el decia que daria lo que fuera por sentir a Luciano en su panza aunque sea un segundo...
Mi marido fue mi partero, se preparo tanto como yo y cuando llego la hora el se encargo de todo. Fue hermoso.
Las enfermeras se hacian a un lado, decian que con el, ellas estorbaban.
Tuvimos la suerte de filmar nuestro parto, luego nosotros mismos hicmos la edicion, es una pelicula que me veo casi todos los dias... y lloro... todos los dias... como me gustaria que la vieras... me gustraia tanto compartiir eso contigo Vero, pero no se como hacer. Bueno, un dia de estos podriamos hablar de ello, porque en realidad si se, hay una manera, pero es un poco complicado, toca descargar un software y hacer algunas cosas de tipo computador y yo me imagino que tiempo para eso no tienes.
Bueno, como viste me di una vueltica por tu blog, hubiera querido comentar todos los post, porque me los lei todos desde el principio, aca llevo un buen rato!!!
Un beso Vero.