miércoles, 30 de julio de 2008

30 de julio


Hoy es 30 de julio.
Un beso a la Vero que recuerdo.

A la de ojos claros imponentes.
A la que llegaba a buscar a los chicos al cole. Tan linda, alta.
A la Vero que consiguió que le sacara una penitencia a Eze para que fuera al cumple de su hijo Luca.
A la que me prestó la plancha cuando la mía se rompía sin parar.
A la que me cebaba mates dulces.
A la que se conectaba con la sensibilidad de sus hijos y los escuchaba.
A la que charlaba conmigo mientras los chicos nos gritaban "vamos a casa" desde el auto.
A la Vero que guardo conmigo. De forma especial desde hace un año.


Hoy es 30 de julio.
¡Qué tristeza!
Pero que suerte haberla conocido.
Y en ella a todas las mamás que se van. Porque también hay niños que pierden a sus mamás. En este blog solemos contar historias de crianza, de embarazos, de puerperios. Hablamos mucho de las mamás que están, que habitan, que hacen. Pero ellas, las que se fueron, también son mamás.

5 comentarios:

Marina dijo...

Es un día muy difícil... me imagino... por eso te dejo un abrazo grande...

Verónica dijo...

Gracias Mari. Muchas gracias.

Marcela y Sergio dijo...

Tengo la desdicha de haber perdido un amigo en un accidente de autos en el que también viajaba yo y siempre pero siempre, lo recuerdo. Comprendo tu estado.
Siempre es un placer leerte hasta en estos temas que vienen de bajón.
Saludos Sergio

Verónica dijo...

Hola Sergio. Gracias. Es feo ¿viste?. Pero bueno, así pasan las cosas aveces.
Cariños para ustedes tres.
Vero

NuriaBadilla dijo...

El fin de semana pasado se casó mi primo, mi tía murió cuando él tenía 3 años.

Fue lindo verlo. Toda la familia estuvo allí.

Cuando la que fue la esposa de su papá durante su crianza, brindó y dijo que ella era la mamá de mi primo... fue doloroso que esa que fue su mamá durante 3 años había desaparecido.

Al final toda la familia teminó triste por aquel brindis.

Tu post me hizo darme cuenta que tengo que escribir de esto para sacarlo del corazón

gracias