sábado, 19 de julio de 2008

Todos opinan


Así nunca va a tomar bien la teta.

Si no le das cada tres horas se va a deshidratar.

Si lo alzas cada vez que llora, te toma el tiempo y despues no tenés vida.

Ah, eso es porque le duele la panza.

¿Por qué no aprovechás el verano y le sacás los pañales?

¡Todavía no duerme solo! Y ese chupete, le va a deformar los dientitos.

Tan chiquito y lo dejas en la guardería.

Che, si no va a la guardería va a ser un mamero.

¿Y el hermanito para cuando?

Ponelo en un andador y listo, no te agaches más.

Ojo, el andador es peligroso.

¿Lo dejás que coma tanta porquería antes de almorzar?

¿Estas segura que ese remedio no le hace mal?
Probá ponerle sal aldedo y vas a ver que deja de chuparse.

¡Un filtro por favor, para todas esas voces que aparecen hasta debajo de las piedras! (Si quieren agregar algunos consejitos que reciben desde afuera en momentos innecesarios, bienvenidos)

3 comentarios:

Marcela y Sergio dijo...

Seguramente hay más, pero esta lista resume claramente las situaciones en la cuales aparece alguien salido de vaya uno a saber de dónde que tiene el consejo mágico o la pregunta menos oportuna
Existen y seguramente, existirán
Saludos Nosotros

Xochitl.. dijo...

Jajaja muy bueno tu artículo !! yo publiqué uno muy parecido hace días pero respecto a cuando debes de tener hijos.
Y si definitivamente cuando los hijos no son nuestros somos las primeras en querer dar clases de crianza.
Un abrazo!

Maria Eugenia dijo...

No lo dejes mirar esos dibujitos!! En nuestra época los dibujitos tenían un mensaje (¿?!), no como ahora.
No lo beses tanto, que después, cuando sea adolescente te va a odiar. (El que me va a odiar tiene 3 años, no 17!)
Dejalo que llore nomás. Después va a dormir mejor.
No lo escuches tanto! Tiene que aprender que cuando los grandes hablan ellos se tienen que callar.