domingo, 13 de julio de 2008

Voces internas


Respirá hondo y seguí.
Vamos, no te caigas. No llores ahora.
Fuerza. Mucha fuerza.
Despejá un poco tu cabeza, mirá para adelante y fuerza.
Volvé a respirar hondo que ayuda. Te va a hacer bien. Llorar toda la vida no vas a poder. Entonces es mejor que te olvides y pienses en otra cosa.
Si ni siquiera sabes bien que te pasa, dejate de tonterías.
Mirá a Mara, tu vecina, ella está espléndida. Mirala bien. ¿No te sale ser como ella? La debe pasar genial. Una vida casi perfecta, de revista. Su bebé es casi como el tuyo, ella se arregla, sale de la casa. Y vos....Mirate vos.
A ver, ¿cómo va a sobrevivir tu hijo con una madre tan inútil? Vos tenes que estar alegre para él, pobrecito.
Sos una desagradecida con la vida, tenés un hijo sano, con buen peso, nació por un parto rápido, tu marido te acompañó, mucho más de lo que otras mujeres tienen o pueden siquiera imaginar.
Ya sé, estás deprimida. Claro, es eso. Eso no es bueno. Es una enfermedad, entonces estas enferma. Y es por eso que no podés darle la teta como todas las madres en el universo. ¡Qué inútil!
Debes ser la peor mamá de todas.
Vamos de nuevo: Respirá hondo y seguí.
Seamos mas amigas de nuestros puerperios. De sus vaivenes emocionales, de sus tristezas sin nombre, de sus deseos de ir hacia adentro. Seamos mas permisivas con nosotras mismas, con las otras mujeres. Respetemos nuestro modo de ser y estar puérperas. Acallemos esas voces que tanto nos dañan.

4 comentarios:

Yolanda dijo...

Muy interesane tu blog...llegue a traves de la mama de Ainhoa...La depresión postparto es algo muy duro y dificil...yo gracias a Dios no la tuve, ahora la tengo por otras dolorosas circunstancias de la vida (pero la estoy superando, con gran esfuerzo).Yo tengo una teoria propia sobre ello, creo que nos hablan tanto de que nos tenemos que sentir realizadas,algo especial,ser perfectas...que todo ello genera mucha ansiedad.Una amiga, que tuvo a su primera hija poco antes que yo a mi primer hijo, me comentó que ella no sintio nada,salvo alivio por la tension vivida,cuando nacio su hija,era como si se la hubieran dejado alli.Y eso me ayudo, puesto que a mi me paso algo similar y al recordar lo suyo, no me vine abajo.Todas somos personas normales,habra algunas que se sientan excepcionalmente bien, y otras simplemente aliviadas en ese momento tan especial.El cariño y amor se tiene y el dia a dia lo potencia.
Me gustaria enlazarte.
Un beso

Verónica dijo...

Yolanda, gracias por compartir tu experiencia. Dijiste algo tan cierto: todas somos normales, y cada una tiene su forma de atravesar este momento tan especial como dificil. ¡¡Se abren tantos lugarcitos dormidos con los puerperios!! Pedir ayuda si la necesitamos está bueno, cualquier ayuda, pero primero tenemos que permitir que ese borbotón de sensaciones salgan y no imponernos ser como el resto nos pide.
Mil gracias por tu visita. Y enlazame que yo haré lo mismo con vos.
Cariños.

CLAU dijo...

VERO LEI UN LIBRO DE PUERPERIOS DE MARIA LAURA GUTMAN Y ME DEJA UN POCO ASUSTADA YA QUE ESTOY VIVIENDO UN EMBARAZO HERMOSO Y ESTO DEL POST PARTO ME GENERA ANSIEDAD.
No quiero perderme un instante con mi bebe,que pasa con nosotras en esos momentos?

Verónica dijo...

Clau, a no asustarse. Te envié un mail para contestarte con mas espacio.
beso