sábado, 2 de agosto de 2008

Cosas de la vida


Ezequiel salió de fútbol casi llorando.

¡Pobre! Creo que se contenía porque entre los varones se cargan si uno llora.

- "Me quiero ir de fútbol, y de la escuela también".
Su amigo Bruno me decía, "Si, lo molestaron toda la clase. No sé por qué."

Cuando llegamos a casa charlamos.
¡Mi vida!. Me dijo que el estaba cansado de que muchos compañeros lo busquen sólo cuando lo necesitan y después lo dejen de lado. Que lo carguen si algo le sale mal. Que lo insulten. Escuchen esto: Que no entiende por qué le hacen cosas que a él no se le ocurren hacerle a nadie.

Antes de caer en la tentación de compadecerlo porque soy su mamá y me duele que algo le duela, le pregunté si eran todos sus compañeros o algunos. Entonces me dijo que algunos. Nombró a otros que manejan mas o menos sus mismos códigos.
Y le expliqué que después charlábamos del cambio de escuela, pero que estas cosas le pueden pasar en muchos lugares y a todas las edades, que lamentablemente uno no podía manejar la forma que los otros tienen de manejarse, más que eligiendo con quien estar y a quien no escuchar. Que no es un problema de la escuela en sí, sino de (y ahí se me complicó....) los seres humanos , de todos nosotros como una sociedad, de códigos atravesados. Ya sé que muchos que leen pueden pensar "pero si son sólo peleas de chicos". Diganme si esto que Eze siente no lo han sentido ustedes ya grandes y todo. Si no es reflejo de muchas situaciones que vivimos a diario a nivel laboral, con amistades y hasta en los vínculos familiares.

Y bueno. Van creciendo y entendiendo otras cuestiones de este mundo.
Eze con 10 años pudo ponerse en un lugar que me encantó. No ensañarse y tomar revancha con quienes lo molestaron. No querer que lo "usen" cuando lo necesitan. Y desear que no le hagan cosas que él no hace.

El camino de la vida.....

7 comentarios:

Kinshasa dijo...

Muy bien por parte de tu hijo el no tomar venganza! y es cierto incluso de mayores nos pasa...que pena verdad? en fin nuestros hijos tendran que ir aprendiendo asi..por desgracia hay gente que tiene siempre ganas de molestar...

Besotes a Ezequiel!!

Teresa

XIMENA IANANTUONI dijo...

¡mi almita empezando a encontrarse con estas cosas de la vida, y bueno ahí está su mamá para ayudarlo a crecer!.
un beso

Marcela y Sergio dijo...

Es así tal cual, tiene que ver con la humanidad. Bien que él tenga los ojos abiertos y que no tenga intenciones, al menos por ahora, de tomar revancha, de desquitarse con ese grupo que lo molesta.
Primeros tropezones de este largo camino de la vida.
Saludos Nosotros

Xochitl.. dijo...

Mi vida me lo como !!! .
Mi hija me dijo ayer.. "mamá en la escuela hay una niña que me molesta, pero que se le va hacer siempre tiene que haber una mala, como en las películas"
Y yo le dije " mándala a ...!!! censurado" Que maldita son yo?

Marina dijo...

Si son peleas de chicos y para algunos chicos y grandes quedan sólo en eso... pero para tu hijo fue una enseñanza y un darse cuenta de algunas cosas que hacen los demás... fue un replanteo de lo que está bien y lo que no, y una toma de decisión por parte de él de cómo quiere ser como persona...
Se nota que es muy adulto para su edad y que tiene una escala de valores que le va a permitir llegar lejos como ser humano...
Besos!

Mai dijo...

Cómo no entender a tu hijo? Si yo siendo una grandulona todavía no puedo creer la maldad de la gente! Sobre todo esto estoy pensando y pensando...
Qué orgullo! Es el mejor legado que, para mí, le dejamos a nuestros hijos: ser buena gente.
Un beso grande a ese héroe.

Verónica dijo...

Hola chicas, como ven estoy respondiendo toooodos los comentarios juntos.
Es cierto, ha sido y es un aprendizaje diario para nuestros hijos. Se van enfrentando con el mundo,con la vida, con los otros.

Gracias por todos los besos que le mandan a mi Eze.