jueves, 11 de septiembre de 2008

Mirar es más que ver

Prometí más de Liliana González y acá se los traigo.


En muchos posts de este blog se ha mencionado "la mirada" que hacemos del niño. Lo importante que es para su desarrollo como sujeto deseante, ligada intimamente con una función estructurante de la cual dependerá el desarrollo de la autoestima (entre otras cosas).
Y encontré una definición más que clara de esa Mirada de la que estamos hablando:




"Mirar es más que ver.

Ver es función del ojo.

Mirar es función de un sujeto.

El ojo se queda con lo que ve, con la imágen, la apariencia.


La mirada, vehiculizada por el deseo, atraviesa lo aparente y abraza al otro con efectos estructurantes.
No es inocua, produce efectos, participa de la constitución de un sujeto.
Es inconciente, no puede construirse ni falsearse. Nada sé de ella, pero ahí está desnudando emociones y hasta sentires que se pretenden silenciar o mentir. Sabemos de muchas historias de amor que comienzan con una mirada y de tantas que terminan anunciándose en ella.


Es uno de los primeros vínculos con el Otro. El niño busca en la mirada de la madre algo que lo ancle al mundo. En ese encuentro hay mas que ojos. Está el deseo de que ese hijo viva, crezca, se alimente, aprenda, hable, sonría, se haga varón o mujer. A tal punto es así que cuando no encuentra esas señales corre grave riesgo de enfermarse."



Del libro "la educación en escena". Liliana González.

26 comentarios:

Charo dijo...

Vero, cómo se hace para descubrir qué mirada le estamos dando al hijo?

Fabiana dijo...

Por Dios!! cuantas cosas se transmiten a traves de la mirada! y uno quizás no le dá el valor que se meresca...lo estaremos haciendo bien?? Habrá algún secreto más que el amor?
Muy interesante.

Besooos!!

Astrágalo dijo...

Muy bonito el relato de la mirada...que pena que todavía hay quien no ve...o no quiere ver.

Un abrazo.

Pau dijo...

Vero, muy interesante!
Me estoy plantendo la misma pregunta que Charo y Fabi...lo estare haciendo bien?
Espero que si ;)
Un abrazo y espero que estes bien!

Gilda dijo...

Vero, como las chicas espero estar haciendolo bien, o por lo menos es lo que me sale como madre. Miro a mi hijo y siento tanto amor. Con el texto recorde, cuando lo ví en la incubadora. El dolor que sentí era mas fuertes que mis puntadas de cesarea, era mas fuerte que cualquier otro dolor. Yo lo miraba, cuando me lo daban , le quería transmitir todo mi amor, toda mi fuerza. Hoy por hoy nos miramos y creo sentir esa unión. Hoy estoy sensible con respecto a temas maternales.
Un beso enorme Vero y como siempre tan interesante lo que escribís.

Verónica dijo...

Yo siempre sostengo que cuando una mamá se cuestiona si está haciendo bien las cosas, si está mirando en este caso de manera "correcta", es porque hay conexión. Cuando hay lugar para la pregunta, el cuestionamiento de nuestro hacer es porque vamos caminando por un buen lugar.....Escuchar los mensajes de nuestros hijos, ellos son los que nos muestran por donde vamos y como...
A todas ustedes, chicas, que se preguntan si lo estan haciendo bien, relean sus propios blogs, la cantidad de palabras dedicadas a sus niños, a sus formas de ser madres a sus propios cuestionamientos y se van a dar cuenta de la mirada que hacen.

Cariños a todos.

Vero

Assumpta dijo...

sí, sí... los bebés captan el amor en la mirada... siempre lo he pensado :-) leerte ahora ha sido una constatación.

Yo no tengo niños, pero seguro que esto vale sobre todo para madres y padres, pero también para tías, abuelos, etc. :-))

Verónica dijo...

Assumpta, vale para muchos vínculos. Hay niños que por alguna razón no pueden ser mirados por sus padres, pero entran en la mirada de otras personas. Y hay niños "mirados" por todos desde diferentes lugares y formas. Todas valen, todas nos hacen los sujetos que somos, todas nos vinculan con los otros...

Françoise dijo...

Importante, para reflexionar. Aun estoy asi como mmmmm, voy a masticarlo, a darle vueltas y vuelvo para comentar algo, porque en realidad me quede pensandolo.
Gracias por darnos esos tips que nos ponen a pensar como ser mejores padres.

mARCE dijo...

vERO,QUÈ PASA CUANDO UNA ESTA INTENTANDO RESOLVER CUESTIONES DE SU PROPIA INFANCIA ,Y LOS CHICOS QUEDAN AHI COMO TAMBALEANDO AY NO SE SI ME EXPLICO...BESOS

Laia dijo...

Hay miradas que valen mas que millones de palabras: miradas comlices de amor, las miraditas de tus hijos, miradas de orgullo... pero hay otras que lo dicen por si solas y sino que se lo digan a mi hija cuando me enfado!! yo creo que la mirada es un factor muy importante de la comunicacion no verbal. Besos

XIMENA IANANTUONI dijo...

¡Qué bueno Vero, lo de la mirada es tan asi y tan importante!.
Muy nutritivo tu blog, gracias, un beso.

Verónica dijo...

Françoise, eso es...quedarse pensando, revisando, eso es mirar también.

Marce, si te explicás. Si es así como lo planteas, donde parece que tenés claro que es lo que estas revisando y lo que puede tenerte movilizada, creo que el punto es poder hacerse cargo del proceso en el que estamos. Hay que ver a fondo algunos casos para poder responder sin saber demasiado sobre las situaciones particulares. Muchas veces mientras "criamos" se nos mueven cuestiones propias y muchas infantiles y de eso se trata también el proceso. No sé si te sirve la respuesta. Todo depende la situación particular...

Laia, me encantó lo del enojo...ja Ya hablaremos con Aitana..

Xime. te extrañaba por acá. Gracias a vos ..
Beso

KL@U dijo...

HOLA VERITO DICEN QUE LA MIRADA ES EL ESPEJO DEL ALMA , CUANTAS COSAS SE TRASMITEN A TRAVES DE ELLA DESDE LOS SENTIMIENTOS MAS BONITOS HASTA LOS MAS CRUELES.

ES UNA HERRAMIENTA QUE SEGUN COMO LA UTILICEMOS PUEDE BENEFICIAR COMO NO.

BESOS ESPERO LA RTA EN EL BLOG!!!TE MATE NO?

Verónica dijo...

Clau, si la pregunta en tu blog estaba difícil.
Gracias por pasar.
Beso

Minombresabeahierba dijo...

tantas veces veo sin mirar...tampoco es facil mirar siempre, los ojos necesitan descanso. besos

Vero dijo...

Muy lindo leer estas cosas y quedarse pensando en ello. Y pensar en el tesoro que son esas miradas con nuestros hijos.

KL@U dijo...

VERO FELIZ FINDE!!!
SALUDOS,DEJE UN PREMIO EN MI BLOG PARA VOS,ES UNA ESTRELLA DE LA FAMA,TE LA MERECES!!PASA A BUSCARLA, SALUDOS!

Xochitl.. dijo...

Vero esa mirada que existe entre un bb y la madre es de lo mas especial, es una mirada cargada de amor y de emoción.. es increible sentir cuando se te quedan viendo fijamente y uno trata de decifrar que intentan decirte con la mirada.
Un beso

Anónimo dijo...

Veronica, llegue a tu blog por el bolg de una amiga, y quede enganchada por todo lo que encontre en él, quizas porque estoy viviendo el puerperio disfrutando a mi bebe y pensando viviendo experiencias para adentro y pensando y sintiendo dejando fluir a una mejor madre...
La mirada, enamorada de las miradas que nos hacemos, de lo que nos transmitimos sin palabras, cuanto nos decimos.
Gracias, por estos relatos.
Carina

Verónica dijo...

Bueno, gracias a los visitantes nuevos y bienvenidas, Vero, Carina y minombresabeahierba (uf, que largo!!ja)
Me alegra que les haya gustado el post y espero que sigamos en contacto. Cari, estas puérpera, momento intenso y creativo, mucha suerte, disfruta y aprovecha esta oportunidad para conectarte con cosas diferentes..

Clau, gracias, sos una divina!!!

Edith, vos también, no te vayas a poner celosa..siempre me encanta encontrarte por acá con tus aportes..gracias..

A todos los que pasan diariamente y me han dejado también conocerlos a traves de sus blogs..
Vero

Viole dijo...

vero de mi alma, siempre con tus post que tocan mi vida vibrante!!
es dificil ofrecer una mirada genuina y verdadera, en el tiempo PRESENTE, sin seprara la cabeza del cuerpo, el tiempo del espacio! creo que tengo que trabajar para ello!

besos!!!

La Colo dijo...

Vero, hermoso lo que escribís, como siempre, despertando la reflexión. Todas nos preguntamos día a día si estamos haciendo las cosas bien, y bueno, la respuesta nos la dan ellos, con su amor, con sus buenas obras, con la alegría de tener amigos....
Gracias por lo que nos das, y gracias por estar siempre cerca también.
Besos.

Verónica dijo...

Viole y Colo.
Como siempre el paso de ustedes por el blog es un placer.
Y estoy armando un post mas sobre el tema porque veo que a todas nos toca como mamás..

Gracias, besos

Silvana dijo...

Al principio, cuando le daba de mamar a Emilia, miraba tele y pocas veces la miraba. Ella mamaba con los ojitos cerrados, pero cuando pasaron unas semanas bajé la mirada y la vi con los ojitos fijos en mí. Me sentí mal de no haberla mirado!
Ahora, si paso un rato sin mirarla, hace un ruidito llamando mi atención.
Siempre que la miro a los ojos le digo "te amo" y trato de expresarle con ellos todo lo que siento y que es mucho más que lo que las palabras pueden expresar.

Verónica dijo...

Sil: son momentos, circunstancias, tiempos...Por algo no la mirabas al principio, y lo importante es que la miraste luego, descubriendo su mirada y su pedido. Te encontraste con Emilia y caminan juntas aprendiendo..

Cariños.
Vero