lunes, 15 de septiembre de 2008

Por mirar.....


Por mirar a nuestros hijos.
Por querer darles lo mejor. Ser los mejores padres que podemos ser.

Por sentir que en ocasiones no nos da el cuerpo, la mente, las emociones para mirar como se "debe".

Por tener miedo de lastimar en nuestra tarea.

Por sentir pequeñas culpas cotidianas ante ese tiempo que nos faltó, ese juego que dejamos para después o esa palabra que se nos pasó.
Por haber sido hijos y esperar esa mirada. O no esperarla más. O por obtenerla.
Por estas cosas y mucho más, el post anterior despertó tantas palabras, pensamientos, reflexiones, emociones...
Pero ¿hay "una" forma de mirar?.

Quizás nos estamos exigiendo una mirada imposible de hacer. Queriendo poner en marcha una dedicación exclusiva al contacto con nuestros hijos, más allá de las preocupaciones cotidianas, de nuestros trabajos, de las emociones desencadenadas mientras los criamos. Podemos estar esperando hacer una mirada despojada de nuestras demandas infantiles mas primitivas, de nuestros espacios de conflicto..

Yo creo que la mirada del post anterior nos habla de algo que es profundo e invisible, de lo que implica internamente para cada uno el ser madre o padre. De dar a nuestros hijos un lugar único en la constitución de nuestra familia. De como nos vamos acomodando en la tarea. De lo que vamos aprendiendo. De los espacios nuevos que generamos para los niños, de la escucha que vamos haciendo de quienes ellos son y lo que desean. Y para eso no es necesario abstraernos de todas las cosas que nos rodean, nos preocupan o nos movilizan. Ni tampoco de nuestra propia historia.

Pensemos en todas esas cositas diarias que hacemos con y para ellos, la manera en que las hacemos, y encontremos las miradas que hay en cada una.
Intentemos vernos, darnos mas crédito en nuestro "ser padres".
Siempre sentí que cuando hay lugar para cuestionarse, es porque hay posibilidad de mirada.
Muchas de las mamás que comentaron y dejaron caer una preocupación por el tipo de mirada que hacen, o sienten que no es fácil hacerla, tienen blogs dedicados a conectarse con la tarea diaria de la crianza. Lleno de fotos y anécdotas con sus hijos, de palabras para ellos, de registros minuciosos de lo que hacen los niños y lo que a ellas les produce. Escriben posts donde se cuestionan, abren espacios para pensarse como madres, recordarse como hijas.....

Están, ni más ni menos, mirando a sus hijos y mirandose ellas mismas ....

Es cierto, siempre hay momentos en el camino para detenerse, preguntarse, aprender, pero no nos olvidemos de poder alegrarnos con las cosas que estamos haciendo bien...


Buena semana para todos.....

20 comentarios:

Françoise dijo...

que lindo, que lindo... super importante eso de darnos credito!!! claro que si, en el fondo asi tengamos dudas, cuando hacemos las cosas con mucho amor, sabemos que vamos por el buen camino... cuando estamos totalmente decididos a ser los mejores padres, hay que seguir nuestro instinto... no se.. es mi humilde opinion
que lindo post......

Silvana dijo...

Tus palabras me sirven mucho.
Estoy con las emociones muy a flor de piel, terriblemente llorona...

mery dijo...

nunca habia pasado por tu blog..es muy limdo.besos y te espero por el mio!

Viole dijo...

es un placer leerte, porque trabajas destrabando cosas siempre desde la empatía, el amor, siempre reluciendo lo positivo de uno, y eso atrae, eso encanta, eso es TERAPEUTICO! creo que ayudando a las mujeres a ver su costado positivo, luminoso, a quererse, uno está ayudandolas tambien a trabajar su sombra! esta frase "Siempre sentí que cuando hay lugar para cuestionarse, es porque hay posibilidad de mirada." me pareció increíble, abre puertas, no cierra nada, me hace sentir mejor conmigo misma, me da entusiasmo para retomar el tema sin resignarme al "no puedo, no sirvo"
Gracias!

Vero dijo...

Amo ese cuadro de Klimt, lo tengo en mi cuarto, es de un amor y ternura infinita!

Gilda dijo...

Hay Vero, falta poco para que mi hijo cumpla 3 años y tengo las emociones a mil. Super revolucioanda. Vivimos preguntandonos con mi marido si estamos haciendo bien tal o cual cosa. El va mas por el lado de lo naturista, yo no tanto, pero en si los dos queremos lo mismo. Ahora estamos leyendo el Libro del Niño de Osho, me revolucionó el cerebro.
Yo trato que con la mirada el entienda todo, mi dulzura y mi amor hacia el son infinitas. Es tan bueno , tiene tanta paz que lo amo. Me encanta tu post, me gusta tu lugar, te leí esta tarde y quise leerte tranquila ahora en casa.
Estoy como con muchas sensaciones.
Un beso enorme y gracias por compartir estas palabras.

Verónica dijo...

Françoise: Es que cada uno navega en sus propias posibilidades y su historia, entonces si no nos damos ese crédito, viviremos nuestra maternidad solo pensando en las faltas y desaprovechando nuestras cosas positivas...

Sil, llore nomás que a veces hace bien. Me alegra que te sirva pasar por acá.

Mery, bienvenida. Paso a visitarte..

Viole, Gracias a vos..Me hace muy feliz que te haya servido este post, porque apunta a esa partecita de nosotras que en ocasiones nos traba sensaciones lindas para vivenciar en la crianza..

Vero, es lindo no? Pasé por tu blog, hermoso..

Gilda: si, veo que andas movilizada. Será cuestión de conectarte con esas cosas que te mueven. Yo insisto en los padres que buscan, que se cuestionan...van por un buen camino..

Besos a todas...

Vero

Charo dijo...

Guau!! La mirada materna!! La de mi madre, digo!! Tanto me trae!! Tanto se me hace presente en estos días por su casa y tanto me pesa!!
Gracias por recordármelo, para hacerlo conciente (un poco por lo menos).
Y por otro lado, personalmente, creo que me exigo imposibles, siempre algo más.
Qué lindo leerte!! Gracias!!

XIMENA IANANTUONI dijo...

qué sabias palabras Vero, gracias, vienen muy bien, un besito.

Anónimo dijo...

Vero, una vez mas, haciendome mirar para adentro para verme como madre, para ver a mis padres ....
Cuantas preguntas de si lo hacemos bien, si confio en el instinto.... A veces cuando nos cuesta mucho tener a nuestros hijos uno se cuestiona el "mal criarlos" en todos los sentidos, pero como te dije confio en el instinto y el amor que ellos generan en nosotros, y trato de trasmitirselos en cada acto tanto sea en un festejo como en un reto, pero tambien me cuestiono....
Otra vez mas mil gracias por estos post.
Un beso grande
Cary

Verónica dijo...

Charo, que bueno remontarse también a esas miradas que hemos recibido..

Xime: gracias a vos, siempre es bueno recibirte por acá. Sabes que comparto mucho de tus miradas en temas de crianza. Gracias..

Cary.Que lindo sentir que desde un post se pueden generar tantas cosas. Gracias por seguir pasando.

Cariños a todas.
Vero

Xochitl.. dijo...

mmmm no me llegó, no entendí, no lo sentí.. sorry, está vez no se que escribir.. no hay problema?

Verónica dijo...

Hola Edith: todo bien. Una cosa: mirá que facil te prendes cuando se trata de encontrar algunos "huequitos" en nuestro ser madres, y este post que habla de darnos crédito por las cosas que hacemos bien en la crianza, valorarlas y alegrarnos con ellas ....¡Si serás exigente mexicana! ¿no? Me encantó..

Besitos
Vero

Polin dijo...

Es difícil ser padres, pero todo ese empeño y cariño, al final es lo más importante porque nuestro hijos son reflejos de nosotros!!

Verónica dijo...

Hola Polin, que bueno recibir tu mensaje. Espero que no sea otra vez el insomnio que te ha despertado en tus vacaciones, aunque no creo, por las diferencias horarias..
Ojalá la sigan pasando lindo!!

Cariños Vero

Vero dijo...

Gracias Vero por pasar por el blog, y sobre todo por abrir este espacio para intercambiar cosas que tal vez no tenemos otro lugar para hablarlas o compartirlas...

Verónica dijo...

Vero. esa es la idea, el encuentro, el intercambio. Me alegra que te guste este espacio.

Xochitl.. dijo...

jajaja Vero de eso se trataba??? de halagarnos?? me falló esta vez jajaje, te juro que no entendi nada cuando lo leí. Bueno me alegro que me iluminaras con tu saber jeje
Besotes

Verónica dijo...

Edith: Sos genial!!

Beso

Marina dijo...

Vero... qué lindo leerte, no me canso de decirtelo...
Yo también estoy en una etapa de "miradas", de prestar atención, no sé si será la proximidad de mi tercer año como mamá... Habrás visto en mi blog que ando "movilizada" con estos temas...
Te mando un besote enorme, y sigo leyéndote...