lunes, 29 de septiembre de 2008

El llanto del bebé




Un fragmento del artículo de Aletha Solter "¿Qué hacer cuando el bebé llora?:


"El llanto de los bebés es una fuente de preocupación para muchos padres. Cuando un bebé llora y no sabemos porqué, nos ponemos nerviosos y se despiertan en nosotros sensaciones de ansiedad, desamparo, frustración e incompetencia que pueden ser seguidas de enfados, cólera y hostilidad.
(.........)
En primer lugar, una vez descartados los problemas médicos, hay que comprobar si hay necesidades o malestares inmediatos, como hambre, frío, etc.. Pero si el bebé sigue estando molesto o "quisquilloso" después de que hayamos satisfecho sus necesidades primarias, deberíamos sostenerle en brazos cariñosamente y permitir que continúe llorando. El bebé necesita proximidad y atención cuando está llorando, y nunca deberíamos dejarle solo. Aunque nos sintamos impotentes e inútiles sosteniéndole mientras llora, estamos, en realidad, proveiéndole del apoyo emocional que necesita mientras expulsa hacia fuera la tensión acumulada. El bebé no nos está rechazando cuando llora. Más bien se siente lo suficientemente seguro como para mostrarnos sus sentimientos. El igual sucede, en algunas ocasiones, cuando una persona adulta que está pasando por una mala racha comienza a llorar cuando es abrazada por un amigo de confianza, quien reconoce sus dificultades.

Los padres que sostienen a sus bebés y les permiten expresarse de esta manera, notarán generalmente que sus bebés estarán relajados y contentos después de estas expresiones catárticas, y duermen mejor por la noche.
¿Por qué nos es tan difícil sostener a un bebé en brazos y permitir un llanto, a veces desgarrador? Probablemente porque hay pocos adultos que hayan sido permitidos llorar cuando eran pequeños tanto como lo necesitaron. Es muy probable que nuestros padres hayan intentado constantemente parar nuestro llanto cuando éramos bebés. Quizás nos daban el chupete, o dulces, o nos meneaban cada vez que llorábamos, pensando que eso era lo que necesitábamos. Quizás nos distraían con juguetes, música, o juegos, cuando todo lo que necesitábamos era su completa atención y amor para poder continuar con nuestro llanto. Es posible que nos hayan dejado llorando solos en nuestra habitación hasta que nos callamos, o incluso nos hayan dado algún fármaco para calmarnos. (.......)"

Me gusta de esta mirada el poder acercarnos al llanto del bebé de manera sostenedora, acompañando, abrazando, dejando que exprese y libere tensiones, malestares o frustraciones. Es tan cierto que a veces necesitamos calmar urgente el llanto, porque nos despierta nuestros propios malestares. Pero el llanto es liberador, sanador, necesario.
Pienso en los llantos que son por cansancio después de un día movido, con visitas o consultas al médico. O esas etapas en las que ellos van explorando nuevos desafíos que les demandan un esfuerzo, concentración y alguna que otra frustración cuando el objetivo se les escapó.
Pienso también en las veces que el llanto del bebé nos hace sentir que no somos capaces de darle lo que necesita, como si falláramos en nuestra tarea de maternar. Pero si nos conectamos con esta otra cara del llanto, podemos calmar esas sensaciones y transitar esos momentos mas liberados, y sin tanta angustia para nosotros y para el bebé.

18 comentarios:

Vero dijo...

Gracias por acercarnos estas palabras tan lindas! Bautito anoche lloró muchas veces, y en realidad no supe bien qué le pasaba, pero lo agarré y lo abracé hasta que se quedó tranquilo, varias veces...hoy estoy muy cansada y me hizo muy bien leer justo esto.
Besos!

Laia dijo...

Es verdad, mi hija cuando lloraba (y aun llora a veces) así nada le calmaba, ni paseitos, mecerla... nada, solo con palabras cariñosas flojitas al oido estando las dos solas termina cayandose.

Segun este artículo es beneficioso para ellos, pero para mi como madre era muy frustrante que mi hija llorara horas sin parar y no saber nunca que le pasaba ni que tenía y en la mayoría de las ocasiones desquiciante. Ese estado de nervios tambien le pasaba a Aitana y mas lloraba...

Me ha parecido muy interesante el artículo. Besos

KL@U dijo...

VOY GUARDANDO ESTOS CONSEJITOS PRONTO ME SERVIRAN...GRACIAS POR EL POST FUE INTERESANTE LEERLO.

BESOS VERO!!

Marcela y Sergio dijo...

La frustración que sentimos cuando no podemos calmar el llanto suele ser importante. Luego de la lectura de este post tenemos otro punto de vista, otra forma de contacto con ese particular momento.
Siempre es placentero pasar por acá
Saludos Nosotros

gringa dijo...

Que impotencia sentia cuando no podia calmar a la gordi de bb,me ponia re mal,que lindo lo que escribiste,hasta el día de hoy cuando Matu llora siento ese dolor que es imposible describir,un besote me encanto

Marina dijo...

Yo sentía con mi bebé, y siento con el llanto de cualquier bebé chiquitito una sensación "desgarradora"... suena fuerte la palabra pero eso sentía internamente... y terminaba yo llorando a la par de él... y esa sensación clásica de mala madre, de no darse cuenta qué le pasa...
Ya se me llenan los ojos de lágrimas de recordar...
soy una tonta...
Besotes!!!!!!!!

Fer dijo...

No es muy agradable ver llorar a un niño,y es cierto lo q dice tu post, el vinculo entre madre e hijo es fundamental, ellos perciben todo y mucho mas..
Muy bueno pensar en estos detalles fundamentales...

XIMENA IANANTUONI dijo...

Vero ¡qué buena la cita de Solter!, viene tan bien saber estas cosas durante la crianza de niños pequeños. Si me permitís me parecen super recomendables tres libros de ella: "Llantos y rabietas", "Mi niño lo entiende todo", "Mi bebe lo entiende todo".
Buenísimo tu blog, como siempre enriquecedor pasar. Besito

Verónica dijo...

Vero: claro que no es fácil todo este tema, nos cansamos y al otro día parecemos dormidas...Pero pasa..

Laia: Claro que es movilizador que lloren sin parar. En cada caso habrá que ver que factores se van jugando allí. En ocasiones se va armando un círculo de tensiones. Pero lo dices bien clarito vos: con palabras cariñosas, las dos solas...termina callándose.

Clau: sii, pronto porque ya falta cada vez menos..que lindo.

Marce y Sergio, que bueno que les haya servido.

Gringa, ese dolor que sentimos,.. tantas cosas que despiertan los llantos. Porque claro que no queremos sentir que nuestro bebé sufre..nos angustia y nos da impotencia..

Mari: Tan sensible, me encanta!!
De eso se trata, de conocer acerca de la otra cara del llanto, de entender que es necesario como lo es para los adultos cuando algo nos ha cansado, enojado, angustiado,,

Hola Fer: que vayas tomando nota así la ayudamos a Claudia con el pequeño...ja

Xime, si, totalmente recomendables esos libros...
Gracias a todos por pasar. Cariños ....

Vero

Pau dijo...

Vero, me acuerdo que un dia cuando mi Luca era muy bebito mi marido entraba del trabajo y yo etabata llorando y el me pregunta
- Que te paso?
yo le contesto, no se por que llora ya lo cambie, le di el pecho,lo acune todo el tiempo, jugue con el y nada lo calma.
Entonces el lo agarro y se quedo tranquilo y paro de llorar.
Me di cuenta en ese momento que yo estaba alterada y sin querer se lo transmitia a el bebe.El solo queria estar conmigo y yo solo queria que pare de llorar y me preguntaba por que estaba llorando.
Ahora a la distancia me da risa,uno con la practica va tomando experiencia y se torna mas facil esos momentos donde no sabemos por que llora.
Me encanto este post es super claro y practico.
Cariños-

Charo dijo...

Luz lloró muchísimo y llora mucho. Eso me genera un montón de sentimientos distintos. No entiendo por qué los adultos muchas veces les decimos a los bebés "no llores". Hasta le han dicho a mi hija "prohibido llorar". ES LA UNICA MANERA DE EXPRESARSE QUE TIENE!!!!!!!
Me irritaba mucho que le hablen así.
Besos!!

Gilda dijo...

Vero, que lindo post!, Nachi no fue de llorar, ahora tampoco. Si llora ahora es por algo y te das cuenta ( por lo menos por ahora), pero cuando era chiquito, recién nacido me acuerdo que muchas veces cuando lloraba yo me desesperaba, le decía a mi mamá porque llora?, yo lloraba también , era un caos.
Mis actitudes fueron cambiando con el tiempo, lo mismo que con la fiebre, las primeras eran terribles , llamabamos a dos o tres médicos, salimos corriendo, fueron tantas.... que ahora lo tomó con toda la calma cuando tiene una línea de fiebre.
Creo Vero, y vos sabrás mejor que yo, que es todo cuestión de aprendizaje, nosotras también aprendemos a ser madres, a entenderlos y a crecer con ellos.

Te mando un beso enorme.

Marce dijo...

CÒMO NO ESCUCHAR SUS LLANTOS...
bueno,esa imposibilidad de ponerse en su piel...no? seguro guarda recuerdos,sensaciones,horrores y espantos varios
Yo por ej no puedo,LITERALMENTE,oir llorar bebes o niños,siento que me desarmo toda por dentro...quiero enseguida correr y abrazarlos besarlos,acunarlos...y luego casi sin querer empiezo a recordar...mas que nada sensaciones...tan dolorosas aveces que se hace dificil no guardar rencor...
es decir,esto es lo que menos quiero...
luego pasa,llega la calma beso azbrazo y sostengo a mis dos amores ,miro sus ojitos...que mas pedir...un abrazo

Marce dijo...

me olvidaba...
Què si es necesario el llanto???
en mì funciona como el mejor de los inductores al sueño,miorrelajante,sedante...
Soy de llanto fácil...mañana hace un año de la muerte de mi viejo y ya estoy lagrimeando...
Veo "Las invasiones Bàrbaras",y lloro...

y hasta cuando me rìo lloro a mares...
otro dato

Verónica dijo...

Como nos moviliza desde diferentes lugares esto del llanto del bebé y los propios!!
Es cierto, vamos aprendiendo, acercandonos a lo que los llantos nos dicen, a lo que les pasa a los bebés y también nos damos mas crédito como madres a medida que caminamos y crecemos junto a ellos. Toleramos mas los llantos cuando confiamos en nosotras en nuestro sostén y entendemos que en ocasiones ayuda y libera.

Marce, un beso muy especial para mañana. No es fácil pasar por estos aniversarios, se mueven muchas cosas, pero también cierran ciclos. Un abrazo muy especial para vos.

Y a todas, un beso y gracias por compartir sus experiencias.
Vero

Sophie dijo...

Gracias por pasar por mi blog y participar de la consigna que empezó justamente hoy!

Chusmée rápidamente tu blog, tus temas y ya lo tengo anotadito para pasar con más tiempo y degustarlo como corresponde.

Besos y gracias nuevamente.

Xochitl.. dijo...

Hola Vero, aqui mi visita obligada a tu blog, y digo obligada porque me gusta, no puedo dejar de pasar no en el sentido estricto de la palabra .ok?

Del llanto... a veces me siento tan desconectada con los temas que tratas, hace tantos años que tuve el llanto de un bb que me olvido, me hace bien leerte porque eso me pone a pensar, a recordar a divagar y recordé un día en el que mi hija de unos mesesitos no dejaba de llorar, yo estaba desesperada sin saber qe hacer, se la pasé a mi entonces suegra y Frida se calmó y ahi me puse a llorar yo ..!! pensé justamente lo que dices, que ella me rechazaba, que no se sentía bien conmigo. AHi tienes a mi suegra calmando a una y a otra el llanto... que recuerdos ..

Besos

Silvana dijo...

Me viene muy bien este post. Algunas noches, Emilia comienza a llorar y nos desesperamos por calmarla meciéndola,paseándola, ofreciéndole teta, chupete, dándole un baño y a veces hasta nos gruñimos con el papá creyendo que cada uno tiene la solución más acertada.
Vino muy bien este texto para saber que tal vez, lo único que necesita,es que la dejemos llorar.
Gracias.