lunes, 20 de octubre de 2008

Mamás en búsqueda


Las otras madres.
Las que desean un hijo. Las que buscan incansablemente.

Muchas de ellas pasan por exámenes médicos invasivos, dolorosos.

Esperas, angustias, incertidumbre.

Llevan cuentas interminables de períodos, hormonas y ovulaciones.

Se vuelven expertas en terminología médica que hacía un tiempo atrás desconocían por completo.

En este camino de los blogs he conocido a muchas de estas mamás.

Las que buscan, desean, esperan.

Las que luego de un tiempo de intentos se cansan, retoman el camino.

Pierden esperanzas y las recuperan.

Dicen basta, y al otro día toman impulso nuevamente.

Me pregunto como son miradas, escuchadas.

Si las sostenemos como sociedad, si compartimos su camino.

Si entendemos que los tratamientos no solo son costosos en lo económico, sino también en lo emocional, en lo afectivo.

No es simple desde lo psicológico enfrentar problemas de infertilidad.

Internamente aparecen frustraciones, culpas. Se mueven espacios femeninos de los más profundos. El "no poder" se inscribe, golpea y sacude.

La relación con el propio cuerpo se resiente. Se vuelve una pelea, una escisión.
En muchos intentos se logran embarazos y se pierden.
La relación con la pareja sufre altos impactos también. Otra vez: culpas, escisiones, frustraciones.

Muchas voces se levantan, como pasa con todos los temas. Muchos opinan. No todos saben. Y nunca se puede abarcar en conocimientos y palabras al otro ser humano que sufre.
No hay miradas simples posibles.
Cuando alguien dice -"bueno, con tantos chicos que hay sin padres, podrían adoptar"- la gente no se conecta con el deseo interno de esa mujer que espera. Con el de esa pareja que quiere tener su propio hijo.
No todos estan preparados para adoptar un bebé. No todos han llegado al momento en que pueden desistir del intento aunque sea por un tiempo.
Cuando escucho -"pero si cuando adopten seguro queda embarazada porque deja de estar pendiente"- no escucho que se de al hijo para adoptar el lugar merecido que necesitará para reparar su historia primaria de abandono. Hay que recibir a ese hijo como tal, y no como un medio facilitador del hijo biológico.
Cada madre, cada pareja irá tomando sus decisiones. Algunas optarán por la adopción, pero otras no. Y todas las decisiones son respetables. Ninguna fácil.
A veces pienso que las madres que hemos tenido la suerte de poder lograr nuestros embarazos de manera natural, sin tantos médicos, estudios, dolores en el camino, desconocemos esta otra cara de la procreación.
Siento que esas sensaciones de poder, inmensidad y fuerza que nos da el estar embarazadas son justamente las que se mueven de otra manera en estas madres en búsqueda.

Por eso mismo el día de la madre me hizo pensar en ellas.
Admirando las ganas que le ponen a cada nueva etapa del camino.
Y queriendo desde este lugar, nombrarlas también.

24 comentarios:

Françoise dijo...

Son enormes!!! cuando ves como hay tanta gente que trae hijos al mundo sin siquiera darse cuenta, podemos dimensionar el valor y la capacidad de amar de estas madres en potencia. Son mujeres que sin tener hijos ya les estan dando vida.
Yo conozco a algunas madres bloggeras con este caso y las admiro mucho, me quito el sombrero ante ellas, tienen mucho que ensenarnos a otras como yo.
Besos Vero

Xochitl.. dijo...

Sin palabras... estoy empapada de lágrimas.. yo soy una de esas "mamas"

Soledad dijo...

A veces pienso de donde sale esa fuerza...
A mi me toca vivir las dos caras de la maternidad, tuve a mi hijo muy joven, sin que me cueste, y hace 4 años que lucho por mi 2º hijo. Hermosas palabras Vero, como siempre. Besos.

Marian dijo...

Yo logré tener a mi bebé. Pero siempre voy a ser una de esas mamás. Gracias por tus hermosísimas palabras.

MARCE dijo...

Coincido con tus palabras Vero.

Jorgelina dijo...

Es una lucha larga,llena de piedras en el camino y por momentos frustrante.Pero cuando tenes a tu hijo es tocar el cielo con las manos.
Linda semana

Charo dijo...

Los médicos me habían dicho que me iba a costar mucho quedar embarazada. No fue así y hoy tengo a mi bebé en brazos. Durante el tiempo que busqué el embarazo me hizo muy bien cada mañana despertar y pensar "hoy falta un día menos para que nazca mi hijo". No sabía cuándo ocurriría o si sería biológico o adoptado, pero sí me afirmaba cada día en mi convicción de que sería mamá y eso me daba mucha paz. Lo cuento porque quizás le sirva a alguna mamá de las hablas en el post.
Gracias Vero!!

Johana dijo...

Intenso Veronica. Sin palabras.He leido tambien mucho en los blogs de madres que viven esa montana rusa de intentar, esperar, decaer, dejarlo atras, volver, intentar...
Como dices, lo mas doloroso creo debe ser para ellas la irrespetuosa mania que tenemos todos los seres humanos de darles "formulas", opiniones no pedidas...

Marina dijo...

Si Vero, cuanta razón tenés en tus palabras...
Yo también desde que empecé a "pasear" por este mundo de los blogs conocí a muchas, muchísimas "mamás en la búsqueda"... nunca pensé que tantas mujeres tuvieran problemas de fertilidad...
Y la luchan tanto cada día... nos muestran la otra cara de la maternidad, que muchas conocemos de lejos...
Pero como leí una vez: Una se convierte en mamá desde el primer momento en que sueña con su hijo, cuando lo proyecta en su pensamiento, cuando lo acaricia en sueños... y quizá el camino hasta encontrarlo se haga más largo que 9 meses a veces... pero deseo de todo corazón, que tantas mamis que conozco, se encuentren con ese milagrito en su vida, muy muy pronto...

Besotes Vero

(podrías sacar la verificación de palabra!! total no sirve para nada, y cada vez las palabras son más largas!!)

Anónimo dijo...

Personalmente, desde mí misma y por mis propias experiencias, no puedo sino admirar enormemente a quienes pueden soportar la frustración y a quienes pueden hacer renacer las esperanzas una y otra y otra vez... y si eso no es tener un poder enorme (tanto como el de engendrar así nomás) no sé qué podría ser.
Euge

Laia dijo...

Es muy injusto que haya gente que lo anhele tantísimo y otros no lo aprecien. No lo voy a negar, Aitana fue un accidente, pero es el mejor accidente que tuve en la vida y cada día doy gracias por tenerla a mi lado. No entiendo como hay gente que no lo valora. besos

Rossana Vanadía dijo...

Claro, Vero. También son mamás porque se parte del deseo. Me encantó que tengas en cuenta esa parte. Besos

Adriana dijo...

Vero pasaste algún vez por mi blog y me encantó encontrarme ahora con el tuyo adhiero con vos a ese deseo a esa búsqueda que debe dejar en un estado de indefención tristísimo yo tengo amigas que han luchado y lo consiguieron y otras que finalmente adoptaron todas las posibilidades son válidas y respetables es que nadie se quiere perder esto fascinante que es ser madre besos.Adriana

mumi dijo...

Yo soy una de esas mamás... y te agradezco por entendernos y por expresarlo de esa manera.
Es tan dificil este camino y hay tanta gente que te dice, relajate... ya vas a quedar, y una que lo desea con el alma, a veces se siente culpable de no poder tenerlo. La gente que opina sin tener idea de lo que habla, no sabe cuanto nos puede lastimar con un comentario... no saben por lo que pasamos todos los meses, no tienen noción de los examenes que nos hicimos y no saben que ni la relajacion fisica ni mental, produce ovulos de buena calidad o espermatozoides...

perdón por lo extenso! hice catarsis en tu blog!
Gracias Vero!!
Besos!

Natiz dijo...

Vero, no recuerdo como llegue a tu blog, pero encontrarme con este post realmente me toco el corazon, tus palabras son muy ciertas...

lamentablemente todavia la sociedad no lo entiende asi, por convicciones, religion, etc...

no entienden que lo que nos mueve es el amor por un hijo que todavia no conocemos... nada mas poderoso que eso...

ojala muchas personas pensaran como vos.

Gracias por tus palabras

Verónica dijo...

Hola hola a todas.
bienvenidas a Mumi, Adriana, Natiz
y Marian.
Gracias por volver Euge y Johana.
A las de siempre: lindo que sigan pasando.
Hoy ando corriendo. Mas tarde contesto y visito tranquila como me gusta...

Besotes a todas.
Vero

Verónica dijo...

Fran: Si que podemos aprender mucho de estas mamás..

Edith; hermosa amiga mexicana, si cuando lo escribía pensaba tanto en vos...

Sole, sabras vos mas que nadie de donde es que sacas la fuerza ¿no? Supongo que el deseo, la necesidad de alcanzarlo mueven todo...Las dos caras..es cierto, pasa a veces, y quizás es muy dificil de entender ¿no? como a Edith..

Gracias a vos por pasar Marian, y por mostrarnos este otro lado, el de un deseo concretado seguro que con mucho esfuerzo..

Marce, acordate de pasarme el mail para poder responder lo que me preguntabas,,si no tengo poquitos datos..

Jor y Charo es que es ese deseo, el hijo. Lo que nos va moviendo a todas las que hemos querido ser mamás, con caminos más o menos largos..

Johana: si, la manía del ser humano por dar recetas, opiniones, fórmulas..Todos parecemos saber de todo y no siempre se mide que detrás de cada cuestión de estas hay personas que sufren en el camino..

Marina: siempre una ternura!! Ojalá que cada una encuentre lo que desea, comparto ese pensamiento tuyo..
(Y ya saqué la palabra de verificación. Ni sabía que estaba, como yo no la veo, perdón por el inconveniente. Avisame si ya no está)

Laia, ni tan accidente..con ese amor desplegado debe de haber habido ganas desde algún lugar. ja
Euge, quizás cuando vemos ciertas cosas de afuera pensamos que no podríamos pasarlas, soportarlas y enfrentarlas. Pero solo porque no nos hemos visto en la posición de encontrar nuestros recursos para hacerlo...

Ro, sí que son mamás..

Mumi y Natiz gracias por compartir sus experiencias y por pasar por acá..
Las visité en sus blogs.
Adri; también pasé a visitarte.

Bueno, ahora si respondí como me gusta...Gracias a todas, como siempre...

Besos.
Vero

Florencia dijo...

Vero hacía mucho que no pasaba por aca (principalmente y sin "mala leche" porque es un blog sobre maternidad), pero hoy vine y me encontré con este maravilloso post.
Justamente estos dias ando especialmente sensible, asi que lloré a mares mientras te leia y pensaba en todo lo que llevo vivido y luchado.
Este mes empezamos la busqueda del quinto hijo, deseando con toda el alma que sea el que pueda quedarse con nosotros ya que cuatro embarazos nos quedaron en el camino y nosotros seguimos con los brazos vacios y con el corazon super repleto de amor para darle a ese hijito.
Gracias por darnos este espacio. Te darás cuenta todo lo que significa para nosotras!
Un abrazote gigante desde lo mas profundo de mi corazon!
Flor

XIMENA IANANTUONI dijo...

Vero ¡qué lindas y conmovedoras tus palabras!, sos una persona tan comprensiva, empática y contenedora, pasar por tu blog es siempre encontrar algo del amor a la vida. Este tema es hermoso, intenso y muy difícil. Sé lo que se siente, lo que se sufre y lo que remueve y desestabiliza pasar por estas cuestiones de infertilidad, tratmientos y frustraciones, lo sé porque lo viví personalmente, y me entregué y sufrí tanto, tanto..., y después el milagro de la vida me recompensó mucho, y mi último hijito vino asi, como tantas madres tienen a sus hijos, simplemente haciendo el amor... y bueno no puedo más que estar tan agradecida con esta vida, que vivo sintiendo celebración y buenas cosas, no puedo pedir más...
bueno Vero me re extendí, me puse a intimar, pero es que tu blog genera este espacio, esta sensación de calorcito, de intimidad,
te mando un beso enorme, gracias por este espacio.

Nataly dijo...

Veronica es la primera vez que te leo y la verdad...me quede sin palabras...que hermoso por Dios lo que escribiste, te lo agradezco mucho!!!
un beso enorme.

mery dijo...

sin palabras ...gracias por reflejar todo lo que siento...todo lo que hay dentro mio...muchas gracias

La Colo dijo...

Vero, la verdad no es novedad que me encante, me llegue al corazón todo lo que escribis. A mi me pasó algo parecido, llegué al blog por las que están en la lucha, por solidaridad, porque tuve la dicha de que no me pasara, y aprendo tanto de ellas, que me hicieron revalorizar lo que tengo, mis dos premios maravillosos.
Yo pensé mucho en ellas este domingo, porque las quiero, y quiero que triunfen en esta batalla, y vos pusiste en palabras lo que también sentí.
Te mando un gran beso.

Verónica dijo...

Flor, te entiendo lo que decís, para nada se me ocurría que es por "mala leche" como decís vos..
Mucha, mucha suerte con este nuevo intento, de corazón.
Beso.
Vero

Verónica dijo...

Xime, gracias por compartir acá esto que viviste, inmensa esa sensación de recompensa por la llegada de Félix de una manera diferente ¿no?..

Nataly y Mery: me pone bien que les haya llegado este post y que sientan que refleja algo de lo que sienten, así creo que la gente irá entendiendo..

Colo, es cierto, una agradece la posibilidad de concebir a sus hijos naturalmente, de manera muy especial luego de conocer estas otras historias...se encuentran muchos sentidos y se valora distinto..

Beso a todas.
Y buen fin de semana..

Vero