miércoles, 8 de octubre de 2008

Regalo


Que se va a poner celoso. Y los celos lo van a hacer sufrir.

Que perderá su lugar de privilegio y lo vamos a lastimar.

Que no tendremos la capacidad de querer tanto al que viene como a él, que fue el primero.

Que este amor inmenso que nos despertó no es repartible, y nosotras tampoco.

Que seguramente hará retrocesos en sus aprendizajes, o regresiones, o como se llamen. No sé, eso que todos dicen.

Que al que llega mejor lo ponemos directamente en otra habitación para evitar sensaciones desagradables al mayor.
Que no festejen delante de él al recién nacido.

Que mejor lo dejemos participar en todas las cosas del bebé porque si no el daño será terrible.

Son algunas de las cosas que se nos plantean con el segundo embarazo en relación al primer hijo.

Y esto nos puede quitar del foco el gran regalo que un hermano significa.

Y a la vez, despoja al que viene del derecho de ser un bebé con necesidades y ciertos privilegios.

Siento al hecho de tener hermanos como fundante en muchos aspectos.
Se trata de un compañero, un cómplice para la vida.
Un otro que transforma los vínculos de manera estructurante. Que habilita regiones, puebla espacios y desencadena situaciones de aprendizaje, inclusión y generosidad.

Un otro con quien se reparten los ideales maternos y paternos depositados sobre los hijos.
Claro que también provoca enojos, celos, rivalidades, competencia. Y todo eso es necesario, para la vida, para las relaciones, para el entramado familiar.
El nacimiento de un hermano es una oportunidad única de contarle al primero como eran los tiempos en que fue bebé. Explicarle de los cuidados especiales que le dimos, la atención, los brazos, la teta...
Incluirlo pero sin hacerlo cargo. Dejarlo sentir que ese bebé se puede tocar, se puede mimar, que no es ajeno a él, sino que es accesible. Que integra y no que separa. Que une a través de las experiencias nuevas que nos trae.
Y nosotros los padres, no necesitamos repartir el amor. El amor por los hijos se siente. No se mide por mitades ni por cuartos.
El amor está, es, nos atraviesa y lo transmitimos.
El amor es esa vida nueva que llega a la familia y el lugar que le damos a cada hijo desde su "ser" particular....

33 comentarios:

XIMENA IANANTUONI dijo...

¡qué bueno Vero, estoy absolutamente de acuerdo con vos, me encantó!, palabras amorosas, fuertes, verdaderas.
un besote

MARILU dijo...

QUE LINDO LO QUE DECIS Y MAS ME SIRVE PORQUE YO SIENTO LO MISMO QUE DICE LA GENTE Y QUE A VECES TE HACE PENSAR SI SERA VERDAD O NO, GRACIAS ME VA A SERVIR MUCHO ESTE PARA MI GORDA Y MI BEBITO QUE VIENE EN CAMINO. BESOTES

Pau dijo...

Vero, mis hermanos son fundamentales en mi vida, sobre todo mi hermana que somos súper unidas. Es como escribiste en post, un hermano es un cómplice, un compañero, alguien en quien confiar, con quien sentirnos seguros también.
Con mi hermana pasamos cosas muy fuertes, juntas todo se hizo mas leve.
Muy buen post!
Abrazo-

Monica dijo...

Pensando en mi segundo embarazo me hago las mismas preguntas. Que miedo ese de se me halla acabado todo el amor con mi primer hija y no tener mas para dar ???
Tengo un hermano que adoro y ese es uno de los motivos por los cuales quisiera darle un hermanito a mi hija. Alguna vez pensaste que quizas no se lleven tan bien como uno querria ???? Esa pregunta me inquieta bastante.
Muy buen lugar para pensar un ratito antes de irse a dormir...
Monica

mery dijo...

pasaba a saludarte! NO OLVIDES QUE TE QUIERO MUCHISIMO!

tia elsa dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que manifiestas en el post. Cuando nació mi hija, para que el mayor n sintiera celos, la atendía pero trataba de no hablarle, ni mimarla, en esos días vino una vecina a conocerla y le empezo hablar y la beba se desesperaba, hacia ojitos, muecas con la boquita, en ese momento comprendi el enorme error que estaba cometiendo, la estaba privando de sus necesidades afectivas. Vengo de blog de Laia, un gusto haber pasado por aquí.

Kinshasa dijo...

Que cierto es yo antes de que llegara Tatyana siempre me preguntaba si querria igual a las dos.....y claro que si que se quieren si el corazon es tan grande que cabes miles de hijos en el!!!! Tambien me preocupaban los celos de Karen pero mi sorpresa fue que no los hubo y las dos se adoran!!!se pelean,riñen....jejejejjeje..pero se adoran mutuamente!!!

Besotes

Teresa

Françoise dijo...

Vero, yo no se pero ya me estas asustando... pareciera que me lees la mente... por Dioooos!!! pero es que parece que estuvieras metida en mi cabeza... este tema me da vueltas y vueltas.. me has hecho ver las cosas de otra manera y creo que con reflexiones como estas poco a poco abro mi mente a la posibilidad de otro hijo... algun dia...
Gracias por estar y por existir!!!!!!!!!
Ps: Amo a mi hermano, lo amo muchooooooo y se lo digo cada vez que hablamos

La Colo dijo...

Vero, hermoso como todo lo que escribís. Es verdad, celos puede ser que tengan, pero la relación con un hermano no se compara con nada, yo a la mía la tuve a los 13 años, casi me muero. Fue una relación difícil por mucho tiempo debido a la diferencia de edad, y ahora que ella tiene 24 y yo 37 puedo decirte que es mi mejor amiga, construímos con mucho esfuerzo y mucho amor, la mejor relación que podría haber imaginado. Por eso no dudé en darle un hermanito a Lau.
Por otro lado, llego atrasada para desearle feliz cumple a tu príncipe, pero quiero decirte que es hermoso, por fuera pero sobre todo por dentro. Pude conocer tu otro blog y me encantó. No pude leerlo mucho por falta de tiempo, pero volveré. Tenés una familia maravillosa.
Te felicito de corazón.

Charo dijo...

Qué precioso lo que escribís!!
Por la historia familiar, descubrí la profundidad del vínculo con mis hermanos hace muy pocos años y es maravilloso. Tengo dos hermanos maravillosos, otro que anda dando vueltas por ahí pero que está en lo más hondo de mi alma y otras dos que se lo pierden.

Vero dijo...

Qué lindo!!! si uno a veces siente culpa por la irrupción que le generás en la vida a tu hijo con otro hermano más. Pero cuando los ves juntos, ser parte de la misma aventura es muy maravilloso.
Besos!!!

Françoise dijo...

Volvi.... volvi porque no se me sale el tema de la cabeza... sigo leyendo y releyendo esas palabras que escribiste y como me llegan al alma!!.. es que tengo conflictos con eso, personales y de varios tipos y no se porque, si tengo un hermano a quien amo y me ama, si tengo un esposo fabuloso que me ama y quiere tener mil hijos conmigo, si tengo esta familia estable conformada por mi esposo y Luciano, si la situacion economica no es tan dura como para no tenerlo, si la experiencia de ser madre me ha llenado el alma y me hace sentir plena... y yo sigo creyendo que no quiero mas hijos...al menos se que por ahora no sera, pues Luciano ha llegado hace poco, pero al menos hoy creo que sera algun dia, creo... solo dije creo... lo sigo masticando...
Gracias de nuevo

Laia dijo...

Vero tu post me llegó al alma.Yo fui hija única, mimama fue madr soltera y se volvó tanto en mi que se olvidó de su propia vida y nunca tuve un hermano. Siempre pensé que lo echaba de menos al ver a los otros niños, pero nunca supe cuanto hasta que mi madre se casó con su marido que también traía dos niños pequeños.

Realmente no son mis hermanos pero yo los quiero como tal y ellos a mi. Disfruto al máximo con ellos de su complicidad, sus juegos, sus cosas... como si yo misma volviera a tener sus 10 años, y es simplemente maravilloso. Me encanta llegar a casa de mi madre y que se avalanchen hacia mi, jugar a la play con Guille, que Sara me cuente sus cositas deol cole, que le empiezan a gustar los niños...me encanta que confie en mi, nuestra complicidad...Por eso se que mas temprano que tarde Aitana tendrá por lo menos un hermanito, creo que es fundametal.

Muy buen tema, me encantó. Besos

mery dijo...

que lindas plabras veronica...pasaste a buscar tu regalito por mi blog??

Verónica dijo...

Hola a todasss!!!
En este momento ando corriendo..
Pero mas tarde contesto como a mi me gusta.
Bienvenidas a las nuevas visitantes, espero se vayan quedando por acá. Ya las visitaré para conocerlas más.

Françoise, te mando un mail mas tarde. qué temita ¿no?...

Cariños a todas
Vero

KL@U dijo...

HOLA VERO NO SE COMO SERIA MI VIDA SIN MI HERMANA.
ES TAN LINDO COMPARTIR CON ELLOS SITUACIONES COTIDIANAS...ES SABER QUE NO ESTAS MAS SOLO EN EL MUNDO!!

YO SI QUIERO OTRO HIJO DESPUES DE THIAGO...PARA QUE SEPA DE ESE VINCULO HERMOSO QUE OFRECE LA HERMANDAD.

HASTA PRONTO!

Assumpta dijo...

¡¡Qué bonitas palabras!! Y la foto es hermosísima, explica con una imagen claramente lo que dices :-))

Un beso muy fuerte!!

Marina dijo...

"El amor no se reparte... nos atraviesa"

"Incluirlo pero sin hacerlo cargo"

Estas dos frases me las llevo para mí, las internalizo, las hago mías... las quiero porque me hacen falta...
Este post creo que me lo voy a imprimir y leer cuando lo necesite, creo que lo escribiste para mí...

La idea de tener un nuevo bebé ronda en mi cabeza hace un tiempito, y no dejo de pensar en cosas como estas... tantos miedos que tengo!!!

Gracias por estas lindas palabras.
Un besote enorme!!!!!

Laura dijo...

Pero qué hermosas palabras!!! Ahora que Matilda está un poquito más grande, veo eso: están jugando, él se divierte con las morisquetas de ella y ella le festeja todo. Yo los miro y les digo: ustedes van a ser amiguitos toda la vida!

Verónica dijo...

Ahora si contesto como me gusta.

Gracias Xime por tus palabras lindas siempre en el blog..

Marilú, si he visto en tu blog que estas justo transitando el segundo embarazo...me alegro que te heya servido el post.

Pau, cuando uno ha tenido esas vivencias intensas e importantes con los hermanos, no imagina no tener otro hijo. ¿no?..

Hola Moni. Como se llevan los hermanos entre sí es muy particular. Creo que nunca se llegan a llevar como imaginamos porque el vínculo es realmente de ellos y lo armarán como vaya saliendo. El marco familiar generará bases emocionales importantes para la relación. Y mas allá de eso, el tema es el deseo o no de otro hijo...lo demás, se va dando..va saliendo
Por lo menos en una primera instancia, después dependerá de tantas cosas....

Tia Elsa, que bueno que compartas esa experiencia, es tal cual, muchas veces pasa de esa manera. Lo bueno es que te diste cuenta..

Hola Tere querida: es así. Se aman, porque respiran el amor de ustedes como papás. Y se pelean por momentos porque rivalizan frente a ese amor...la vida misma..¿no?

Fran: te mando mail..mejor no? ja

Colo: que lindo ese vínculo a pesar de las diferencias. Siempre se puede construir.

Charo, que son muchos parece!!
Y vínculos de todo tipo..

Verito, si que verlos juntos genera sensaciones geniales, enormes..

Laia, hermanos que la vida te regaló y que son importantes igual..

Clau, suponía eso mismo que decís por ser testigo a traves de los blogs tuyo y de tu hermana del amor inmenso que se tienen..

Marina, haga lo quem quiera con el post, lo que necesite...jaja
imprimalo, saquele fotos, relealo
Y quedese con las frases que quiera también...Suerte que te haya servido..

Assumpta: esa foto la tomamos el dia que Alejo nació. La carita de Eze y Luisina cuando lo vieron por primera vez: impagable. (aprovecho que las ojeras de Eze eran porque hacía cerca de un mes lo habían operado de una quebradura en la nariz, a ver si creen que fue de disgusto por su hermanito jaj)

Mery, bueno, gracias por tus palabras de cariño..


Cariños a todasssss!!!!

Vero

Verónica dijo...

Hola Laura!!
Estábamos escribiendo justo al mismo tiempo...
Si. Esa sensación se nos genera cuando los vemos compartir. Y más con la diferencia de edad que tienen los tuyos..

Beso.

xochitl dijo...

Y frida que se muere por un hermanito, tal vez al tener 10 años y sentirse sola lo hace desear como nada, y siento que será muy buena hermana, dice que todo los juguetes que tiene los compartirá con su hermano(a. Y a la vez yo me siento prepara para tener otro hijo, incluso creo que soy contraria a las demas opiniones, por mi maldita infertilidad creo que si me llego a embarazar les voy a tener mas amor.. será???

Gilda dijo...

Vero, que lindo lo que escribiste. Te digo que no se que haría sin mi hermana , para mi es lo mejor, es la menor, y yo la amo con locura. De todos modos yo siempre fui celosa, aun ahora. Aunque mis padres nunca hicieron diferencias.
Ojalá podamos darle un hermanito a Nachi.
Hermoso post!
Te mando un beso grande.

Adriana dijo...

Hola Verónica! Gracias por pasarte por tu blog. Yo apenas llego al tuyo y no puedo estar más de acuerdo con tu post. Qué bonito es tener hermanos y qué cosas le meten a uno en la cabeza con eso de los celos infantiles...
Ya leeré con más calma tus otras entradas.

Charo dijo...

Sí Vero, somos seis. Cinco de una primer tanta muy seguidos y otro muchos años después (mismo padre y madre).
Cómo nos resonó a todas este tema!!

Verónica dijo...

Hola Edith: Y puede pasar que cuando el deseo de que llegue ese bebé es tan grande una sienta que tendrá más amor...ya llegará...

Gil, ojalá que sí puedan darle un hermanito...también, ya llegará..

Adri: gracias por pasar. Me encanta tu blog, tus reflexiones, tus pensamientos expuestos clara y exhaustivamente...Nos seguiremos leyendo.

Charo: si que resonó fuerte el tema ¿no?.
Habrá que seguir masticandolo.

Besitos a todas y buen fin de semana!!

Vero

Mai dijo...

Qué verdadero todo lo que decís! No es fácil la etapa de tener otro hijo pero es maravilloso, intenso, conmovedor. Manu fue muy conciente de la unión entre un bebé y su mamá en aquellos primeros tiempos. Hice un post al respecto al comienzo de mi blog. Él lo manifestó con un dibujo que me erizó la piel y me hizo muy feliz. Claro, estuvo muy celoso. No le fue fácil. A mí tampoco repartir el tiempo, cuidar detalles para ambos. Y con todo, siento lo que decís: le dimos un inmenso regalo. Cuando los veo jugar, mirarse con complicidad, pelear, celarse, siento que somos dichosos de tenernos. Con todo lo que Manu y Paz viven como hermanos siento que aprenden lo maravillosa, compleja y conmovedora que es la vida.
Besos a todas!

Astrágalo dijo...

Los hermanos pase lo que pase, siempre se quieren.... la sangre tira mucho y el roce hace que el cariño sea de por vida.
Muy lindas palabras, me ha gustado leerte como siempre que paso a verte.

Un besito astragalin.

MARCE dijo...

ZYOSTAyo no hablo con mi hermano desde hace taanto...me caen las fichas recièn ahora...de que mucho en ello tienen que ver los padres...digo en sentar las bases del respeto y el amor entre hermanos...sino despuès...
cireto tambièn es que hoy somos dos casi cuarentones...y seguimos sin vìnculo verdadero podoble que no sea agresiòn...

Polin dijo...

Gracias, es justo lo que estoy viviendo y sintiendo...un poco agotador! Pero feliz tengo un corazón grande para los dos.

Viole dijo...

cheee que buen post! para coleccionar tus palabras eh! besos!!!

Rossana Vanadía dijo...

justo lo que trato hoy en mi blog y que me pasa a mi. Viste que los segundos o terceros nacemos y tener hermanos es natural...

Bea dijo...

Me encantó! Vengo del blog de Xime.
Gracias!!!
Bea.