sábado, 10 de enero de 2009

Sin opción


Tocaron la puerta de casa.


Un hombre esperaba mientras los perros le ladraban.


Tenía en la mano uno de esos aparatitos para hacer disparos de medicamentos para aspirar.


Antes de decir. Antes de pedir lo que necesitaba pidió mil disculpas, perdón por molestar, por la incomodidad que podía generar y explicó que no le quedaba otra opción.


Eran cerca de las dos de la tarde. "¿no tendrás aunque sea empezado, no importa cuanto tengas, algo de salbutamol, ese que se pone acá para hacer un disparo? Es para mi bebé, el dispensario ya no tiene más, la dosis es a las tres de la tarde."



La mirada de desesperación, la verguenza por tener que pedir. La angustia. El miedo.


Estas cosas de nuestro mundo. Lo injusto. La humillación.


Tantos papás y mamás representados en ese hombre. En esa mirada y en esas palabras.

Pensé en lo que se sentirá no poder acceder a las cosas básicas, a un remedio para un hijo que lo necesita. Terminar dependiendo de otros, de su voluntad, de sus posibilidades. Temer a la mirada que le puedan hacer.
Esas postales tristes que nadie quiere protagonizar, pero que muchos no pueden evitarlo..

15 comentarios:

Nerina Thomas dijo...

Distintas situaciones, por un hijo se hace mas que lo necesario. Es el motor de nuestra vida: un hijo.
Para con ellos, no existe la verguenza, se busca bajo tierra mientras que sea d manera honrada.
En estos momentos es cuando uno, mediante el actuar y con el ejemplo ve al hermano como una chispita de lo divino. Y si no está en nuestras manos solucionarlo, se le indica el camino para lograrlo, hasta se lo acompaña a plasmarlo. Lo he hecho, hablo con conocimiento de causa.
besos.
Pasa artirar lo que te pertenece por mi casita.
un mimo al alma

Assumpta dijo...

Ostras!!! Madre mía... ¡pobre hombre!

Pero no puede ser que en el dispensario ya no les quede y le dejen ir así, sin más, sin preocuparse ellos de indicarle dónde ir a buscar...

Como tu dices: Injusto, terriblemente injusto.

Kinshasa dijo...

terrible,pero por un hijo lo que sea!

Besotes
Teresa

Laia dijo...

Pobre hombre, me lo imagino y hasta me da por llorar.

Cualquier padreo madre hubiese echo lo mismo, como tu dices sin opcion.

Espero que encontrara el recambio del dispensador por el bien del bebe

Astrágalo dijo...

aun me ha quedado la duda si se lo pudiste dar, no lo he leído, pobre hombre si no se lo hubieras proporcionado, se desesperaria del todo.

Un abrazo.

Marina dijo...

Qué desesperación debe ser tener que depender de los otros para algo básico...

Pero claro, por un hijo uno hace cualquier cosa... así que lo entiendo...

Besotes

Xochitl dijo...

Que triste situación!! por favor dime que si le diste el medicamento. Míenteme si quieres pero me quedé con la angutía de si lo habías podido ayuda o no.
ABrazpos

Verónica dijo...

Hola a todos.
La verdad es que revolví vomo loca para encontrar lo que me quedaba de medicamento y no lo pude encontrar si no hasta que el hombre se había ido, pero mejor porque estaba vencido, me quedé mal. Por suerte pude ayudarlo con algunas cosas que necesitaba para la dieta especial que le indicaron para su hijo..Por lo menos sentí que pude ayudarlo con algo.

Monica dijo...

Vero: yo tambien me preguntaba que habias hecho, porque el fin de esta historia era la comprension y la solidaridad. Me alegro que hayas podido ayudarlo, todo cuenta cuando se tiene ganas de ayudar.
Por suerte que te encontro a vos, esperemos que haya cruzado mas Veronicas para poder resolver su problema.
un beso grande
moni

Fabiana dijo...

Po favor que situacion tan injusta y dolorosa.
Aveces nos quejamos por cualquier tontera!!


UN BESOTE VERO!!

Somos tres dijo...

vero! estoy embarazada!! queria contarte...beso!
Euge

MARCE dijo...

NOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!
SABES LA CANTIDA DE SALBUTAMOL QUE TENGO!!!!!!!!!(muestras médicas)
AVECES NO DOY ABASTO ENTRE LO QUE ME LLEGA Y LO QUE MIS MANOS PUEDEN CARGAR PARA REPARTIR EN EL HOSPI.
cada dos mese mas o menos,hago unas bolsas de consorcio llenas de TODO tipo de medicamentos y las llevo a la escuela de Tomi,(apadrinan auna escuelita en Iruyá)
triste realidad...
MUY TRISTE
LA P...MADRE
ESTO LOGRA SACARME DE MI

...::: [L]ucero :::... dijo...

uuuuuuuffffffff.... que fuerte


muchas veces al ser participes de estas situaciones, te das cuenta de lo necesario que eres para este mundo... hay una gran necesidad en la cual podemos colaborar.... y es lo que hay que hacer....


saludos

Marcela y Sergio dijo...

Tremenda situación para el hombre que golpeó a tu puerta. Al menos pudiste ayudarlo en parte con sus necesidades.
Saludos Nosotros

Silvana dijo...

Ay Dios mío! Y es un remedio barato... el que viene para nebulizar vale 5 pesos... Yo vivo asustada por lo que vendrá, porque no tengo todo lo que me gustaría, pero cuando leo estas cosas me siento una desagradecida.
Pobre hombre. No tener para uno, pasa, pero para un hijo...