domingo, 11 de abril de 2010

Asomando

He leido que somos varios los que por ahí nos desinspiramos (¿existe esa palabra?).
Leo los blogs de todos aunque sea una vez por semana, pero comento poco y ni hablar de postear, que no me sale.
En realidad para escribir tendría de sobra. Pero no se...
El giro en los horarios de laburo ya lo tengo asimilado, despues de un año si no lo tuviera estaría para atrás.
Esta primera etapa del año, hasta que todos se acomodan en sus actividades es movida. Eze con el secundario la lleva bastante bien, va y viene en ómnibus, se maneja con confianza y ya va adquiriendo calle. Dio un giro increíble. Tanto llevar y traer chicos en el auto que se pierden de algunas cosas interesantes de moverse por el mundo sin tantos colchoncitos alrededor.
Alejo feliz con su sala de cinco, se siente enorme y poderoso..
Luisi reniega de algunos proyectos pero le encanta hacer planes de cine y shopping con las amigas (es mujer...¿se nota?).

Los pacientes nuevos fueron llegando y me encanta acecarme esas primeras veces a la historia del otro que busca espacios, expansión, crecimiento, escucha. Es una parte del proceso terapéutico que disfruto mucho.

Odio tener que hacer malabares con los horarios para hacer algo mio. Ir a la médica fue una travesía casi imposible de pasar, correr un turno, otro más, llamar al paciente de la hora siguiente..etc. Ni hablar de que después de acomodar todo algún paciente falta sin avisar como si los tiempos del terapeuta casi no tuvieran valor. Y yo me quedo pensando que si me hubiera avisado podría haber ido sin tanta vuelta al tedioso control anual femenino.

Mientras, en algun huequito de tiempo, me reencuentro con la lectura.

Llega una nota de la sala de Alejo para ir a sembrar con los chicos y se me estruja la panza porque ese dia tengo muchos pacientes y no puedo suspender, con todos los feriados que ya hubo no puedo perder mas sesiones, pero como me gustaría...

En eso ando..terminando un fin de semana despues de una bronquitis que me tuvo de mal humor. Porque el médico te dice "reposo" y la carcajada se escucha de lejos, porque "reposo" es imposible.. Hoy recién pude tirarme en el sillón a "reposar".
Busco algunas vueltas para descomprimir horarios..a ver que sale..
Mientras..a seguir andando.

6 comentarios:

KL@U dijo...

a todas nos pasa,es imposible estar en todo y siempre està esa sensaciòn de que no llegamos y queremos hacer màs!

en fin el mundo femenino es asi....abrazos y te sigo leyendo!

Polin dijo...

No te estreses, lo más importante es tu familia y entorno..aquí siempre te vamos a estar esperando, eso es lo bueno!!

Kinshasa dijo...

Es que es imposible alcanzar a todo..lo intentamos pero no damos!!
Muchos besotes y cuidate!!

Besotes

Teresa

juli dijo...

Ser madre, esposa, laburante y agentina es un mix...mmm. cómo definirlo?!?!?...IMPOSIBLEEEEEEEE?!?!??!

Y encima hacer "reposoooo", que es esoooooo?!?!?!, mirá, yo hago malabareeeeees, y este año pedí reducción de horario en mi laburo y, si bien cobre mucho menos, ESTOY FELIIIIIIIIIIIZZZZZZZ, ver la cara de mi gorda cuando la busco en el jardín vale oroooo!

Que se yo....a mi laburar dos horas menos por día me cambió la vida, quizás probar algo así?

Besoo!

tia elsa dijo...

Vivimos tiempos complicados, el trabajo, la casa, los hijos, la pareja, es mucho, el blog puede esperar.Me alegra saber que tu trabajo te trae satisfacciones y lo grande e independientes que están tus hijos. Besos tía Elsa.

Charo dijo...

Yo tengo la sensación que los horarios son algo así como un rompecabezas de miles de piezas que hay que ir encastrando y reviendo a cada momento. Siempre surge una cosa u otra cosa.
Besote Vero!