domingo, 1 de abril de 2012

Vulnerables

Ezequiel tiene 14 años.
Toca la guitarra. Se va todas las mañanas a la escuela que ama en colectivo sin quejarse, porque realmente le gusta y disfruta.
Maneja sus horarios con una independencia que me hace sentir orgullosa y que hemos ido haciendo las cosas bien.
Respeta a los que lo rodean, no se mete con nadie, y si se meten con él aprendió a manejarlo. Tiene muchos amigos.
Cuida a sus hermanos. Pelea con sus hermanos también.
 Le da de comer a sus perros.. Se cuelga en internet bajando música para sacar con la guitara. Ensaya. Le enseña acordes a su hermano.
Le gusta quedarse a dormir en casa de sus abuelos, con tele y compu solo para él, tipo hijo único.
Cuando se enoja con nosotros grita con ese vozarrón típico del cambio de voz que no sabes si es niño, hombre, gallo Claudio o que. Pasa caminando por un pasillo y me dice "te quiero mucho ma".
Anoche salió con amigos, lo dejamos en la puerta de una fiesta privada con seguridad. Esperaban en grupo a que llegaran todos los amigos. Un compañero llamó desde un ómnibus para que lo encuentren en la parada. Se alejaron en grupo para buscarlo y que no camine solo.
Tres cuadras. Lo reciben y vuelven. A una cuadra de la fiesta dos motos. 4 pibes. Dos armas.
Tironeo, empujones y manoseo a las chicas del grupo. Los apuntaron, les pidieron los celulares. Tiraron una chica al piso y se fueron.
Cuando llamó para avisar me dijo "si te llaman que me secuestraron es mentira, estoy bien" El pensó en que no nos asustaran a nosotros con su teléfono.
Y yo me morí del terror de pensar que en un segundo podrían haber pasado cosas irreparables. Esas cosas que escuchas en la tele todo el tiempo. Y que ese Eze del colectivo de las mañanas, de la guitarra, de la pelea con los hermanos, del te quiero en el pasillo pudiera irse por decisión de quienes en ese segundo son dueños de la vida de otros. Deciden si les roban y se van o si disparan. Si les pegan o no.
La vida de mi hijo y la de sus amigos quedó por ese segundo en manos de 4 pibes.
Estas cosas nos hacen sentir vulnerables.
Eze esta saliendo a la vida y es muy injusto que sea así..Por suerte esta bien.
Saben que fue lo que mas lo angustió?? Como trataron a sus amigas, a las chicas, que las empujen, las toquen y las tironeen. Es un sol..Y espero que esto sea un episodio nada mas..en el inicio del camino.

4 comentarios:

Charo dijo...

Se me hizo un nudo en la garganta. Ya te escribí en face. Está fea la cosa! Besotesssssssssss!

tia elsa dijo...

Esperemos que si, pero es terrible vivir de este modo. Una vez escribí, no hace mucho, un año atrás, sobre la inseguridad y muchos lo tomaron como antigobierno y para evitar problemas o disgustos lo eliminé, pero tristemente a todos nos va tocando y no es justo. Lo lamento de corazón, tengo un hijo de la misma edad y todo lo que decis me hace acordar tanto a Dami. Besos tía Elsa.

Verónica dijo...

Gracias por las palabras de apoyo chicas...besos

Camilo y Gaspar dijo...

Que linda la descripción que haces de tu hijo, realmente tu hijo es un sol. Mucha fuerza para él, para que ojalá esa fea experiencia no le quite la alegría de vivir.
Animo para ti.