sábado, 18 de diciembre de 2010

Cerrando...


Alejo egresó del jardín y entre algunas lágrimas previas por no querer dejar ese espacio de juegos, magia y sueños se filtró en él un entusiasmo por ser grande. Pasar a primer grado es todo un desafío, una emoción, un crecimiento.
Fue una semana intensa, la fiesta de egreso, donde los chicos se sacaron el pintor y se despidieron de él. La fiesta de fin de año, donde actuaron, bailaron y de rieron arriba del escenario.

Y la entrega de las carpetas donde se despidieron de la sala y del jardín.
Alejo lo vivió con mucha alegría, estuvo muy divertido con sus amigos. De a ratos preguntaba "¿puedo volver a jugar en mi patio del jardín un día?"..

Desprenderse de un lugar especial, donde creció, encontró amiguitos, aprendió a leer, sembró muuuchas semillas.
Y yo que lo fui acompañando estos días, sentí algo también. Todos mis hijos fueron a ese jardín. Y yo en estos años lo fui haciendo parte mía. Al llevarlos todos los días, al pintar escenografías para las fiestas, en cada mate cebado en las reuniones de padres, en colgar imágenes en cada feria de ciencias. Yo cerré una etapa también. Porque cuando estamos cerca de los chicos y formamos parte de sus espacios, también son nuestros de alguna manera.

Y ni hablar de la sensación que es que el menor de la casa ya este en la primaria.
Fue una semana fuerte, que me ayudó a volver a escribir en el blog.
Ayer acompañé a Luisina a la entrega de informes y cantamos el "Sube, Sube" de Mercedes Sosa, con el que cada mañana sube la bandera de la escuela. Siempre me emociona. La maestra les leyó unas palabras de despedida de 5º grado y no pudo contener las lágrimas. Corrieron todos sus alumnos a abrazarla...Obvio que también llorabamos las mamás....
Me encantan esas emociones, esos momentos donde sale lo de adentro...Lindo

6 comentarios:

KL@U dijo...

super movilizante Vero!!nuestros hijos pasan etapas y uno no puede dejar de emocionarse y ese nudo en la garganta que explota en làgrimas expresa que tambien es parte de ntro crecimiento como padres.....

hay cosas que ya no vuelven,pero otras nuevas estan por llegar!!!
que lindo que vuelvas al blog,siempre te recuerdo con tus palabras sabias,me hacen bien!!

yo tamb volvi en estos dias ,bastante abandonado tengo los post!!,pero Thiago me obligo a sentarme y plasmar lo que estoy vivendo esta semana!!

brindemos por ntro regreso y por ntros hijos!!

abrazossssssssss

tia elsa dijo...

Si es lindo, también como decis es emotivo y un poco triste cada etapa que termina. Mi hijo menor terminó la primaria,ya deja de ser chico y no puedo evitar que se me piante un lagrimón. Besos tía Elsa.

Verónica dijo...

HOla Chicas....
Volviendo y siempre encontrandolas a ustedes por aca...que lindo..

Besitos a las dos

Charo dijo...

Qué lindo Vero! Las etapas, los cambios... guau! Yo también lo sentí mucho. Luz terminó su primer año de jardín (maternal) y fue muy fuerte la despedida con las maestras (unas genias, unas dulces), para nosotros y para ella. El año que viene no van a ser más los chiquititos del colegio, pero - como dice Kla@u - otras cosas nuevas están por llegar.
Y cuando la veo que crece y que hay etapas que se escapan casi sin darme cuenta, me acuerdo de mi mamá. Para ella, nada se compara al disfrute del hijo adulto. Quizás sea como decía el conductor de tele: lo mejor está por venir.
Bueno, parece la mañana de domingo me agarró con verborragia computadoril jaja...
Beso enorme, Vero!!!!!

Kinshasa dijo...

Que lindo verlos crecer y pasar páginas de su vida junto a ellos!! que mayores los veo en las fotos!

Besotes

Teresa

BLAS dijo...

Hola Vero! Cuanto tiempo!

He encontrado guapísimo a tu hijo. Si ya lo era antes, con el tiempo es aun mayor su lindura.
Si que dá cosilla dentro a las mamis cuando nos despedimos de las otras mamas que han compartido con nosotros ver crecer desde bebitos a nuestros hijos y a los suyos. Pasaron de ser "bolitas" que apenas sabían sentarse tan solo apoyados en mullidos cojines, a salir andando y hablando ellos mismos. Y los conoces a todos y has visto cómo han evolucionado camino de convertirse en pequeños hombrecitos y mujercitas...
Demasiadas cosas se nos pasan por la cabeza, verdad?

Un fuerte abrazo, guapa!