lunes, 11 de enero de 2010

Rearmando..




Es que este enero es un descanso tan deseado y necesario que no quiero que termine.


Claro que eso es por ahora, soy de tener mis límites internos hasta para los descansos, entonces un dia me levanto y siento que quiero estar en mi consultorio. Que necesito que los ritmos del año se desaten y avancen, que el mundo vuelva a girar , que las actividades de todos en la casa se encaminen.


Pero como ese no es mi estado actual, lo dejo para después.


Mi cuerpo se va reponiendo de las corridas del año. Queda ocuparme de dos o tres cositas con mi médica y espero quedar a punto para retomar en febrero.


Volví a mi profe de gimnasia, increíble clase de spinning-yoga...mucha bici, bien fuerte y después esferodinamia, respiración, elongación..y mi cuerpo me dice "gracias che, me habías recontra abandonado..."


Quiero organizar mi laburo de una manera que no termine desajustada por todos lados, descomprimir algunos dias y repartir turnos en los dias mas libres. Me di cuenta que no vale la pena exigirnos al límite, que hay otras formas, me esta costando encontrarlas...quiero no llegar al final del día deseando que el último paciente falte, porque me gusta disfrutar de la sesión con cada paciente..ese es el motor del laburo, al menos para mi.


Quiero llegar un poco mas temprano a casa para estar con los chicos, volver a formar parte de algunas de sus rutinas de tareas y actividades.


Quiero, quiero y quiero..hay que ver que de todo eso se puede.


Tengo que revisar en que consultorio me quedo, con que horarios. Si me mudo a uno en el que tengo mas disponibilidad para moverme....Al final si sigo pensando tanto, enero se me arruina, así que me voy a la pile con los chicos..


¿Y ustedes piensan mucho lo que quieren hacer? ¿Arman y desarman rompecabezas con la mente para reorganizarse? ¿Tienen el pájaro carpintero picoteando por ahí arriba?




Besos a todas..

6 comentarios:

KL@U dijo...

uyyyy mi cabeza ya piensa a mediados de Febrero cuando arranco con todo y volver a dejar a Thiago!!!

Me obligo a no pensar en eso y disfrutar estos momentos....pero que dificil es!!!

A disfrutar de lo que nos queda de vacaciones...abrazos!!

BLAS dijo...

Para mi, lo mejor es la rutina y la programación del día a día. Las vacaciones de "descanso" a mi me agotan, me dejan hecha polvo. Luego necesito descansar de las vacaciones retomando mi vida.
Lo que desde luego tu sí tienes, es la inmensa suerte de trabajar y dedicar él día a una actividad que te gusta, eso en la actualidad es casi milagroso. Te debes sentir plena al llegar el final del día. Llegar a casa feliz para reencontrarte con tus queridos hijos y disfrutar de ellos. Genial Verónica, sigue así!!

Muchos besos!

juli dijo...

Uuuuf, qué mujer, madre y trabajadora no tiene al pájaro ahí arriba quemándole la cabeza???

Intentemos darle vacaciones al ave picoteadora de tranquilidad y disfrutemos un poco de las pequeñas cosas!...mmm, que fácil es escribirlo, jajaj!

Besos

tia elsa dijo...

En mi caso no puedo reamar mucho, trabajo en relación de dependencia y el horario es ese y punto. Pero si tuviera una profesión que la ejerciera libremente haría como vos decís, no estar tan ausente de mi casa, yo estoy fuera entre horario laboral y viaje 11 horas y es mucho, trato de compensarlo ocupandome siempre primero de mis hijos, lease tareas escolares, conversar sobre su día y los fines de semana son sagrados, destinados a la familia en exclusividad. Besotes y disfruta de tu enero, tía Elsa.

Kinshasa dijo...

Disfruta de los momentos de rearme!

Besotes

Teresa

Ainhoa dijo...

Yo ando un poco como tú. No estan difícil hacer planes, lo complicado es integrarlos a la rutina.
Disfruta de lo que queda de vacaciones.