lunes, 23 de febrero de 2009

Exigencias..


Las mamás estamos exigidas. Eso se nota en el discurso de cualquier madre.

muchas son exigencias familiares, de la pareja, los amigos, el jefe, el médico, la vecina...¿sigo?. Mejor no.

En fin exigencias..

Se nos pide eficacia desde diversos planos y lugares.

Rapidez para resolver situaciones conflictivas, ganas de salir, de acunar, de pintarnos, de sostener. Ganas de retomar la vida sexual luego del parto, de quedarnos en casa con el bebé, de salir con amigas, de leer revistas para padres, de jugar.


También esta de moda pedirnos que seamos mamás absolutamente etéreas, desconectadas de las cuestiones terrenales que nos pasan a todos los seres humanos.

Aunque en la contracara de esta moda tenemos a quienes nos señalan si creen que estamos conectandonos demasiado con nuestro lado espiritual y nos tildan de locas.

Si dormimos con el bebé, si no dormimos con él: da lo mismo siempre alguien tiene cosas para opinar. Y así con todo lo que vamos transitando mientras estamos criando, que es una camino largo y no dura solo la primera infancia de los hijos. Para nada, hay mucho más para hacer.

Todo depende de como nos llegue la mirada del otro. Si me prendo o no. Si confío en lo que hago.

Si puedo encontrar "mi" forma. Si puedo buscarla.

Pero sobretodo, si puedo no exigirme todo el tiempo.

Siento que las autoexigencias son las mas pesadas y dificiles de resolver. Por momentos creemos que todo lo hacemos mal en la crianza, y tiene que ver con lo que se juega en ella: nuestros hijos.

Entonces pienso en cuantas de esas exigencias que vienen de afuera, en realidad nos movilizan porque se acoplan con las internas, las que nos ponemos nosotras mismas. Las que nos llevan a querer encajar en el modelo de madre que nos vende una determinada revista, publicidad o experto en crianza.

Caminos. Búsquedas internas.

Confianza en nosotras mismas. Un poco de todo lo que venimos hablando en este espacio...

15 comentarios:

Françoise dijo...

Si si si. Tal cual, las peores son las autoexigencias, porque vienen en el marco de lo que quieren ver los demas de nosotras. Al principio me estaba costando, porque me sentia perdida, pero ahora que han pasado los dias y me voy sintiendo mas y mas comoda y eficaz en el papel de mama, cada vez me importa menos lo que dicen los demas. Y me refiero a esas opiniones quie no estamos pidiendo y que vienen con esa intencion de querer hacerte sentir que no sabes.
Igual creo que esta bien exigirse, pero para ello tenemos que conocernos, aprender a conocernos y saber realmente que es lo qu queremos, dar, ser, hacer y vivir!
Un beso Vero!

Laia dijo...

Tienes toda la razón Vero, las peores son nuestras propias exigencias. Hay que saber hasta donde podemos saber exigirnos porque en el momento en el que sobrepasamos nuestros propios límites es cuando todo comienza a ir mal.

Muchos besos

Kinshasa dijo...

Que cierto eso de que hagas lo que hagas los demas opnaran!
Y nuestras propias exigencias quizas las peores!

Un besote

Teresa

Marcela y Sergio dijo...

Las exigencias y autoexigencias seguramente tienen que ver con el modelo de sociedad en la cual estamos inmersos y nos desarrollamos como personas, como familias. Sería interesante que en todos los aspectos de la vida cada cual encuentre SU manera, SU forma.
Cálido, agradable y reflexivo como siempre pasar por acá
Saludos Nosotros

BLAS dijo...

La verdad es que estoy de acuerdo en todo. De las exigencias externas, como que me protejo yo sola e incluso me pongo un escudo, y que alguien me discuta... Pero las autoexigencias son las peores. Estas son las que me pueden volver medio loca y con ganas de llorar toda la noche y parte del día. No sentirme la mujer perfecta y sexy, la madre perfecta, la abogado perfecta, la perfecta amiga, la mejor en todo. Graciosa, simpática, amable, detallista, buena, irónica, sexy, guapa, interesante, inteligente, despierta... Y al mismo tiempo, no tener ni dar mala imagen en ningún momento, ni contar ni tener problemas de ninguna clase, solo apoyar firmemente a quien toque, pero eso sí, sin necesitar apoyo...Buffff. En fin, creo que lo que estoy diciendo es lo mismo que vosotras, nada nuevo. Saludos!!

Xochitl dijo...

Vero a mi quien me exija lo mando al carajo jajaja , en este momento de mi vida puedo hacer lo que quiera, cuando nazca Isabella otro gallo me cantará, mientras tanto aprovecho mi condición de embarazada.

Besitos !!!!

Susana dijo...

Que gran razón tienes. Yo creo que esas "autoexigencias" que sentimos ya no sólo las madres sino todas mujeres en general en esta sociedad, no son tan "auto" como creemos y son en gran medida inducidas por esta sociedad que quiera a una "superwoman" capaz de todo: ser una buena madre, perfecta esposa, mejor amante, amiga sin igual, sociable, bella, de gran riqueza interior, culta, con tiempo para la lectura, lacritica literaria...
Es imposible. Cuando antes lo aceptemos, mejor.

Mai dijo...

Buenísimo Vero! Yo también estoy en la búsqueda, en el proceso de encontrar mi propio estilo, de confiar en mí. Y mientras busco encuentro, y descubro que en el mientras tanto también vamos haciendo. Está buenísimo. Aprendo todo el tiempo; de mí, de otros, de mis hijos, de mis límites, de mis aciertos.
Un beso grande!! (Y la imagen del post, ideal!)

tia elsa dijo...

Es díficil ser madre en estos tiempos, antes las mujeres se dedicaban, en general, full time a su familia y no había tanta historia, tanta exigencia, que este linda, flaca,que sea buena amante, anfitriona, la realidad es que todo no se puede y entonces tiempo al tiempo. Cuando los hijos son chiquitos y bueno hay que dejar otras cosas de lado, ya habrá oporunidad, crecen tan rápido Besitos tía Elsa

Ximena Ianantuoni dijo...

qué bueno Vero, me gusta la idea, que cada una encuentre su forma, "dime la forma, forma de llegar hasta el cielo azul", se me vino el flaco,
gracias Vero, siempre me hace bien leerte, sos tan comprensiva de las mamás,
besote

juli dijo...

Vero....cuán ciertas son tus palabras. El combo de exigencias propias y ajenas es terrible, por moemntos letal.

A mi me funciona fluir con mi hija e ir construyendo juntas nuestro propia manera de ser madre y de ser hija....intento estar lo más ajena posible a la mirada de los otros, sobre todo porque en casa la teta es a demana, el colecho lo practicamos a pleno, hacemos upa todo el tiempo, etc, etc....y esas "prácticas" son bastante discutidas por la mayoría de las personas......cosa que a veces alarma eh...el desapego que hay con las criaturas es terrible!

Beso Vero, siempre es un placer pasar por acá!

Somos tres dijo...

este post es genial!! confiar en una misma me parece fundamental! es como vos decis, la gente SIEMPRE tiene algo para decir y una se va desmoronando...
Seguridad para con uno mismo como dicen los cafres...me parece que es la clave y...lo mas dificl tambien jeje
besito Vero

Charo dijo...

Gracias por el post! Un placer leerte, como siempre.

gringa dijo...

Que dificil se va haciendo ser mama,trabajar,ama de casa y esposas es mucho para una sola persona y encima siempre pretenden que hagamos todo perfecto,es una injusticia y nosotros??? cuando podemos exigir ?Terminamos cansadas,agotadas y encima nos dicen que loca se queja,muy injusto pero me encanta ser mujer,un abrazo a vos y a todas

Rossana Vanadía dijo...

Peor de todo es la autoexigencia. Eso lo estoy aprendiendo ahora.